Caracas. Este martes el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, reafirmó su intención de alcanzar un convenio con la distribuidora de alimentos Central Madeirense para garantizar la accesibilidad de los alimentos en el país.

La apuesta es alcanzar una alianza con la Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (Pdval) y el Ministerio de Poder Popular para la Alimentación (Mercal) para fijar precios más bajos que el precio de mercado a los alimentos.

“Siempre lo he dicho, hay sectores privados con los que queremos trabajar”, dijo el mandatario durante una ceremonia pública, consignó la Agencia Venezolana de Noticias.

El presidente ya había revelado su interés por la misma empresa en junio de 2009, fecha en que planteó una "alianza estratégica" con los dueños de la firma, durante un discurso en cadena nacional.

No sería la primera vez que el gobierno podría contraer un acuerdo con una cadena de distribución nacional, ya que en 2009  se compró la cadena CADA, la principal competencia de la Central Madeirense.

La Central Madeirense es una firma venezolana dedicada exclusivamente al abasto de alimentos a nivel nacional desde su fundación en 1953.