Panamá. La Central General Autónoma de Trabajadores de Panamá (CGTP) demandó este lunes a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) una pronta definición al conflicto en las obras de ampliación de la vía interoceánica, la cual mantiene detenidos los trabajos para la construcción de un tercer juego de esclusas.

"Llamamos la atención a la ACP para no darle más larga al asunto y tomar una decisión", dijo el dirigente de la CGTP, Abelardo Herrera, en entrevista al telecanal panameño TVN, al señalar que la obra no se puede seguir atrasando.

El consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), que integran las empresas Sacyr Vallehermoso, Impregilo (Italia), Jan de Nul (Bélgica) y Constructora Urbana S.A. (CUSA-Panamá), suspendió desde inicios de la semana pasada los trabajos en la construcción del tercer juego de esclusas.

La suspensión se debe a diferencias por reclamos del contratista GUPC, que aduce sobrecostos por US$1.600 millones atribuidos a errores en estudios geotécnicos previos al inicio de la obra.

Herrera explicó que miles de trabajadores afectados por el conflicto se encuentran en una situación de incertidumbre.

De acuerdo con la ACP, unos 10.000 trabajadores han participado en el proyecto de ampliación, el cual comenzó en septiembre de 2007 tras una inversión inicial prevista de US$5.250 millones, y con planes para inaugurar las nuevas esclusas el 14 de agosto de 2014, con motivo del primer centenario del Canal de Panamá.

En la actualidad, el proyecto presenta un avance de 70%.

El dirigente de la CGTP insistió en que la ACP debe actuar lo más pronto posible en este tema, ya que existen compromisos internacionales con el proyecto, y el conflicto puede afectar la imagen del Canal de Panamá y del país.

Aseguró que se ha dado el cese de labores de trabajadores, cuyos derechos han sido violados al no pagarles prestaciones ni liquidaciones.

El dirigente anunció que esta semana habrá protestas de los trabajadores, una de las cuales se efectuará en la sede del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) en la capital panameña, para demandar la defensa de los derechos de los obreros.

La ACP ha insistido en que cualquier reclamación o posible solución deberá considerarse de acuerdo a lo contemplado en el contrato respectivo.

La administración canalera envió, además, el pasado viernes una contrapropuesta, tras una nueva presentada por GUPC.

La ACP puntualizó que la contrapropuesta comprende el aporte entre las partes de recursos financieros para hacer viable la continuación de las obras en el proyecto.

Agregó que la propuesta establece fechas específicas para la entrega por parte de GUPC de las compuertas que faltan de la obra, además de la terminación de los trabajos.

También expresó la disposición a extender el repago de los avances en la medida en que GUPC cumpla con las fechas de entrega exigidas.