San José. Los países centroamericanos aplicarán, a partir del próximo 1 de marzo y hasta el 30 de junio, la sexta veda a la pesca de langosta espinosa en aguas del Mar Caribe, con el fin de permitir la reproducción de esta especie marina.

Según informó el ministerio de Agricultura y Ganadería de Costa Rica, esta veda se enmarca dentro de la Política de Integración de la Pesca y la Acuicultura y el Reglamento OSP-02-09, aprobada por los ministros que integran el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), que busca proteger y permitir la reproducción de la langosta.

Juan Luis Córdoba, director regional del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca) en zona costera de Puerto Limón, dijo que la pesca de langosta es una importante actividad en el Caribe, de la cual dependen aproximadamente 520 familias. Durante los tiempos de veda, estas personas se dedican a la pesca de otras especies como el pargo y la macarela.

Una persona en 2 ó 3 días puede pescar hasta 70 kilos diarios de langosta, mientras que en los meses de mayor producción, que son diciembre y enero, pueden capturarse unos 100 kilos a diario.

"Esperamos tener de los pescadores la misma respuesta del año anterior, ya que en todo momento respetaron los tiempos de veda, asegurándose de esta manera la protección y reproducción de la especie", señaló Antonio Porras, director general técnico del Incopesca.

En 2014, los pescadores costarricenses capturaron nueve toneladas de langosta de aguas caribeñas, mientras que en 2013 se capturaron 5,6 toneladas. Las autoridades costarricenses estiman que este aumento de casi cuatro toneladas se debe al impacto de la veda simultánea en la región.