Sidney. El presidente ejecutivo de BHP Billiton, Marius Kloppers, cederá un bono que ascendería potencialmente a millones de dólares después de la mayor minera del mundo dijo que verá US$3.300 millones en amortizaciones debido a la caída en los precios de las materias primas.

BHP tendrá un cargo de US$2.840 millones en un negocio recientemente adquirido en Estados Unidos de gas de esquisto y una amortización de US$450 millones en su negocio de níquel en Australia, dijo la compañía este viernes.

Kloppers ya está bajo la presión de los accionistas, incluidos los fondos de inversión BlackRock, para que pague mayores dividendos o recompre más acciones, medidas que dicen están siendo abandonadas a favor del gasto de capital en nuevos emprendimientos.

El presidente del directorio, Jac Nasser, dijo en un comunicado que la amortización de gas de esquisto era "muy decepcionante", después de que los bajos precios del gas recortaron el valor del negocio de Fayetteville que compró el año pasado.

"El directorio mantiene la opinión de que la inversión en los activos estadounidenses de esquisto es la decisión correcta para los accionistas de BHP Billiton", dijo Nasser, quien agregó que tanto Kloppers como el jefe de petróleo, Mike Yeager, no se llevarían sus bonos.