Nueva York. El presidente ejecutivo de Heineken dijo que la compañía no necesita superar a Grupo Modelo como el mayor fabricante de cerveza de México para que su compra de Femsa Cerveza este año resulte exitosa, y agregó que el gran potencial de la compra está en el extranjero.

"No tengo que ser necesariamente número uno, siempre que tenga un buen retorno y buen perfil de crecimiento", dijo Jean-Francois van Boxmeer en una entrevista en la oficina en Nueva York del gigante cervecero holandés.

Heineken acaparó cerca de 44% del mercado cervecero mexicano, tras adquirir la unidad procesadora del gigante mexicano Femsa este año en un acuerdo valuado en unos US$5.000 millones.

La entrada en México forma parte de una estrategia más amplia de Heineken para invertir en economías emergentes con el fin de contrarrestar el lento crecimiento en Europa. La compañía opera en la actualidad en 74 países. "Tenemos un riesgo bien distribuido", dijo van Boxmeer.

El mes pasado el gigante cervecero registró un aumento al anticipado en las ganancias del primer semestre, e indicó que espera un aumento en las ganancias de 2010 en el rango bajo de los dos dígitos, excluyendo ciertas partidas extraordinarias.