El Foro Económico Mundial (WEF) desarrollado recientemente en Lima, Perú, reunió a grandes actores de la economía, cientos de representantes de gobiernos e influyentes personajes del mundo privado. Si bien se resaltó la prosperidad económica que ha alcanzado la región en los últimos años, un crecimiento sostenido a pesar de la crisis actual de la euro zona, siguen observándose claroscuros que parecieran estar amenazando con estancar la producción y la explotación de commodities. ¿Dónde está la innovación?

Henk de Jong, CEO para Latinoamérica de Phillips, fue uno de los invitados a este foro y conversó con AméricaEconomía.com respecto a la importancia de la innovación para una región que parece manejar una sola receta: vender recursos naturales.

-¿Cuán importante es para un país como Perú recibir el Foro Económico Mundial? ¿Por qué Lima?

-Creo que es muy bueno que el Foro Económico haya elegido a Perú, en Lima, por unas cuantas razones. La economía por los últimos diez años ha sido modernizada, con un crecimiento estable y creo que muchos temas que discutimos aquí, en relación a la energía renovable, inclusión social e innovación, son temas con gran repercusión en Perú. Tuve la oportunidad de compartir con el ministro de Energía y el de Economía/Finanzas, y estoy sorprendido por todos los cambios impulsados en los últimos cinco y diez años.

-Sin embargo, ¿qué tan grave es el déficit en innovación que tiene América Latina?

-La innovación es muy importante. En Philips nos interesa la innovación que mejora la vida de las personas. Para dar un ejemplo, hemos desarrollado una mamografía para detectar cáncer de mama en una fase temprana, producto desarrollado en Brasil para el mercado latinoamericano. Desarrollamos aplicaciones de cocina en Brasil, específicamente para el mercado latinoamericano. Así que hay ejemplos locales de desarrollo e innovación, pero también es cierto que la mayor parte de nuestra innovación procede de los centros internacionales de Philips. El futuro de América Latina es invertir en educación y asegurarse de que haya un clima que favorezca la innovación y que no se trate sólo de tener gente inteligente, sino también de que las pequeñas empresas puedan trabajar juntas contigo, para crear la innovación en un alto nivel, y eso lleva tiempo.

-¿Piensa que esto es materia de preocupación para los gobiernos de la región?

-He visto, aquí en el WEF, que todos los representantes de los gobiernos tienen la innovación en su agenda y esto es muy bueno, porque si innovas, es un indicador de prosperidad. Así que puedo decir que todos están hablando de ella en Latinoamérica y de que se apoye la innovación.

-¿Puede Latinoamérica conseguir innovación y alcanzar un valor agregado de alto estándar para productos mineros o de la agricultura?

-Si usted está en el negocio de materias primas, tiene la opción de buscar formas de innovar, ser creativo y mejorar sus planes con respecto a las materias primas, transportar de manera más eficiente, etc. En cualquier categoría, siempre hay oportunidad de hacer las cosas de una manera mejor y más innovadora.

-¿Considera que debe haber una mayor inversión de las naciones para la innovación? ¿Qué porcentaje del PIB le parece mínimo?

-No lo sé, en general, pero le puedo dar la cifra de Philips: destinamos el 7% a la investigación y el desarrollo y la innovación. Luego, depende del país. Pero déjeme decirle lo que es importante para la innovación: la educación, la condición de negocio adecuada para que las pequeñas empresas puedan empezar -ya que la innovación necesita un clima para tratar de hacer cosas nuevas, y a veces las cosas salen bien, a veces fallan. Así que no es sólo una cuestión de dinero, es también una cuestión de mentalidad, de tener el ecosistema y el medioambiente que ayude a la innovación, y eso lleva tiempo.

2579

-¿Cómo puede progresar y mejorar un país en esta materia?

-Se inicia con una estrategia visionaria, donde se asegure de crear valor para progresar como sociedad. En segundo lugar, es necesario enfocarse. No se puede innovar en todos los ámbitos, por lo que hay que centrarse en un área. Por ejemplo, Philips se centra en la iluminación, la salud y los productos de consumo y, por supuesto, nos centramos en la sustentabilidad. Un país puede enfocarse en ser muy fuerte en la tecnología, por ejemplo, o en servicios y en la agricultura.

Otro componente es que se necesita una visión a largo plazo, por lo que no se debe comenzar hoy y dejarlo en dos años. Es necesario continuar. Otro elemento es que todo tiene que trabajar en conjunto. Como he dicho, es el dinero, la visión, el enfoque, la energía para seguir adelante; es la educación, los centros de investigación y el clima para los nuevos emprendimientos. Cuando todo está ahí, entonces las cosas van a empezar a suceder. Vemos aquí, en el Foro Económico Mundial, que los países están participando activamente para discutir el progreso y la innovación. Y para mí eso es muy positivo.

-¿Qué más se necesita para que los países de América Latino logren aspirar ciertamente al desarrollo?

- Déjeme parttir diciendo que  hay muchos países en Europa que están mirando con cierta envidia los avances logrados en América Latina. Mi petición y anhelo para América Latina -y Philips colaborará activamente con los países de aquí- es lograr un crecimiento sostenible; con una inclusión social con ricos y pobres participando, muy buen nivel de educación y salud, tener ciudades donde se pueda vivir; y también tener una gran cantidad de posibilidades para que las personas de esos países puedan explorar realmente su talento.

Les daré ejemplos: hace dos días, en el Foro Económico Mundial, tuve la oportunidad de hablar sobre la salud y el envejecimiento. Le dije algunas cosas a mi público. Primero: la experiencia de vida de una persona en América Latina, en comparación con hace 30 años, es mucho mejor, así que felicidades América Latina. Son capaces de vivir una vida larga y saludable, sin embargo, con el fin de seguir en ese rumbo, es muy importante que el cuidado de la salud no sea sólo en los hospitales, sino que también necesita la atención sanitaria preventiva, para detectar el problema antes y curar a la persona. En segundo lugar, el acceso a la asistencia sanitaria: asegúrese de que esté disponible en el país, también para los pobres y los menos afortunados. Con eso y un buen estilo de vida, usted tiene un país productivo, tiene más riqueza y progreso.