Nueva Delhi. La gigante petrolera Saudi Aramco tiene una capacidad ociosa de 2 millones de barriles por día (bpd) y puede satisfacer una demanda adicional de crudo en caso de cualquier interrupción de suministros, dijo el jefe de la compañía este lunes, días después de que la OPEP acordó un modesto incremento en la producción.

Aramco, el tercer productor de petróleo más grande del mundo, está bombeando alrededor de 10 millones de bpd y tiene la capacidad de producir 12 millones de bpd, dijo el presidente ejecutivo de la compañía, Amin Nasser, en el marco de una conferencia en Nueva Delhi.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), liderada de facto por Arabia Saudita, y productores fuera del cártel, incluyendo a Rusia, acordaron en los últimos días un modesto incremento de la producción de crudo a partir de julio, tras llamados de importantes consumidores para reducir los crecientes costos de los combustibles.

"Tenemos una saludable capacidad ociosa... que será utilizada para satisfacer la demanda adicional y cualquier interrupción en el suministro, si sucede", comentó Nasser.

"Tenemos una saludable capacidad ociosa... que será utilizada para satisfacer la demanda adicional y cualquier interrupción en el suministro, si sucede", comentó Nasser.

Nasser prevé que la decisión de la OPEP sea implementada "muy pronto", aunque no comentó sobre la probable producción de Aramco para el período de julio-agosto. "Lo que sea concluido como parte de este acuerdo, lo cumpliremos", aseguró.

La OPEP y sus aliados fuera del grupo se reunieron la semana pasada para revisar un pacto para reducir su producción combinada en 1,8 millones de bpd que comenzó a regir a inicios de 2017.

El ministro de Energía saudí, Khalid al-Falih, dijo el fin de semana que la OPEP y productores fuera del cártel producirán, en forma combinada, alrededor de 1 millón de bpd adicionales en los próximos meses, equivalentes a un 1% del suministro global.