El CEO de la reconocida cadena de café norteamericana Starbucks, Howard Schultz, hizo notar su molestia por el actuar de la clase política de Estados Unidos.

Frente a lo que el ejecutivo describió, como un fracaso de la clase política de su país, en referencia a las medidas adquiridas por el legislativo para salvaguardar las finanzas nacionales, Schultz dijo que " se ha optado por poner la pureza partidista e ideológica sobre el bienestar de la gente".

En este sentido, el CEO hizo un llamado a otros ejecutivos, señalando que "pido que todos nosotros renunciemos a las contribuciones políticas, hasta que los congresistas y el presidente ordenen y consigan una mejor política fiscal", según un carta enviada a miembros de NYSE y el Nasdaq.