Santiago. El ministro de Obras Públicas de Chile, Hernán de Solminihac, dijo el miércoles que espera que casi la totalidad de las autopistas esté reparada y en condiciones normales para fin de año luego del devastador terremoto de febrero pasado.

Las zonas centro y sur de Chile fueron azotadas por el terremoto el 27 de febrero, que provocó daños que el gobierno estima en cerca de US$30.000 millones.

El ministerio de Obras Públicas está trabajando con las compañías que operan las autopistas chilenas para lograr reparar todos los daños antes de fin de año. Sin embargo, el ministro dijo que ciertos puntos, como el colapsado puente sobre el río Claro, a unos 216 kilómetros al sur de Santiago, demorarán al menos dos años en ser reconstruidos.

Antes del prolongado feriado de Semana Santa, cuando muchos chilenos realizan viajes, el ministerio reabrió el acceso sur a Santiago, alrededor de un mes antes de lo programado.