Bruselas. Anheuser-Busch InBev, la mayor compañía cervecera del mundo, dijo este lunes que un panel de arbitraje de Nueva York determinó que su participación del 50% en Grupo Modelo es legítima y rechazó el reclamo de US$2.500 millones del fabricante de cerveza mexicano.

El fin de la disputa podría abrir el camino para que AB InBev tome una mayor participación en Modelo, el fabricante de cerveza más grande de México y dueño de la popular marca Corona, dijeron analistas.

Modelo inició acciones legales en octubre de 2008 contra Anheuser-Busch, quien poseía un 50% de la cervecería mexicana, en relación a la adquisición en US$52.000 millones de la compañía estadounidense por parte de InBev.

El grupo mexicano reclamaba que no había sido consultado sobre la adquisición y, según AB InBev, el año pasado estaba reclamando US$2.500 millones en daños.

Inquitud por futura cooperación. Los analistas dijeron que la noticia era positiva al eliminar la probabilidad de tener que pagar daños, aunque cuestionaron cómo las dos compañías habrían de cooperar en el futuro. Pocos anticipaban una inmediata adquisición.

Andrew Holland, de Evolution Securities, dijo en marzo de este año que AB InBev anunciaría en 2010 la compra del remanente de Modelo. Este lunes, dijo que por lo menos tenía sentido para ambas partes reunirse para conversar.

"No tengo dudas de que a AB InBev le gustaría seguir adelante con el acuerdo. La intención de los accionistas controlantes (de Modelo) no es aún clara", dijo Holland, quien agregó que el precio del restante 50% estaría entre US$11.000 millones y US$13.000 millones.

Modelo dice que no se altera esatructura accionaria. La participación accionaria de un 50,2% de AB InBev le otorga un derecho a voto de un 44%. El restante 56% de derechos se encuentra en las manos de las familias controladoras de Modelo. 

Grupo Modelo dijo en un comunicado al mercado mexicano que la decisión del panel no altera su estructura accionaria y de administración "por lo que el grupo de control mexicano (...) continuará manteniendo el control de dichas empresas".

Como un mercado en crecimiento, México aceleraría los incrementos en volúmenes e ingresos para AB InBev, que inevitablemente también buscaría ahorro de costos en Modelo.

Los accionistas claves de Modelo podrían inclinarse a un acuerdo suponiendo que la competencia se recaliente luego de que Heineken compró el negocio de su principal rival cervecero, Femsa.

AB InBev, fabricante de Budweiser, Stella Artois y Beck's, dijo en un comunicado que el panel no había adjudicado el pago de daños o indemnización alguna.

"Anheuser-Busch InBev está agradecida al panel por clarificar que no hubo ningún incumplimiento del contrato y espera continuar su exitosa relación de negocios con Grupo Modelo", dijo AB InBev.