Pasar al contenido principal
Cesar Quintero y la idea de un negocio que lucha contra los kilos de más
Lunes, Marzo 21, 2016 - 08:54

El CEO de Fit2Go habla sobre los desafíos de ser un empresario hispano y de las oportunidades que existen en el mercado de hoy para los nuevos emprendedores.

¿Un estilo de vida saludable o dieta estricta? Esa es la pregunta de millones de personas que sufren de sobrepeso, y que día a día sostienen una lucha consigo mismos para tomar la decisión de cambiar sus vidas y cuidar su salud. Una ‘’dieta estricta’’ puede ser la solución pero la realidad es que cada día, se crean iniciativas dedicadas a la ‘’comida saludable’’, que demuestran que la solución es más fácil de lo que parece, que no es necesario privarse de los gustos que su paladar disfruta y que en la variedad de platos está una de las claves, además de un cambio de hábitos que no necesariamente tienen que recorrer solos quienes deciden este cambio en su estilo de vida. En Miami, nace Fit2go en el año 2004, una empresa dedicada a cuidar, promover y apoyar la alimentación saludable, por ende, en muchos casos, la pérdida de peso de los miles de clientes que se encuentran en su portafolio.

Diario Las Américas, conversó con Cesar Quintero fundador de Fit2go, quien relató cómo surgió la idea de un negocio y su lucha con los kilos de más, la que sin duda sirvió para convertirse hoy en el líder de la comida saludable, en modalidad delivery.

Nacido en Texas, criado en Venezuela, graduado como ingeniero, trabajó  por muchos años en empresas como Procter & Gamble, que le exigían viajes por el mundo, horas de comidas dispersas y una alimentación poco saludable lo que conllevó  a 35 libras de más. Con 24 años, se dio cuenta que en su vida faltaba algo más, además de la crisis que se registraba en Venezuela – no como en la actualidad- pero una crisis que pedía reflexionar que hacer con su futuro e ingresos. Tomó decisiones rápidas pero bien pensadas, se casó, se mudó a Miami y comenzó su propio negocio. Contó con el apoyo incondicional de su mamá, Ana Bethencourt, nacida en Cuba quien también creció en Venezuela, y que según comenta Quintero fue la autora intelectual del nombre ‘’Fit2go’’.

Confiesa que la idea de su mamá era un concepto más tradicional como un "cafecito saludable porque en Brickell no habían para el año 2004 espacios de ese tipo". Sin embargo, él pensó en algo mas allá, y fue en los profesionales de la zona, que no tienen  tiempo para salir almorzar. Recuerda con cierta nostalgia, que para ese momento, sus potenciales clientes no estaban acostumbrados a ese sistema, también conocido como "cantinas". Pero fue allí, cuando emergió el negocio familiar donde su mamá se hizo cargo de las finanzas y él del proceso operativo.

"Inicialmente éramos ella y yo nada más, pero poco a poco fuimos creciendo. Salía puerta por puerta y daba muestras gratis para que la gente probara. Al principio era difícil, porque hoy en día si es un mercado que existe y consolidado, pero cuando yo lo comencé era muy temprano (…) y tenía que convencer a la gente, especialmente al americano, que no conocen el modelo de la cantina. Recuerdo que les decía que le podía traer al trabajo su comida saludable así no tenían que preocuparse por salir de sus oficinas o cocinar, ya que al final en ese momento se trataba más de vender el concepto luego el producto’’.

Al tener sobrepeso, y entender mejor que nadie lo que para muchos es una batalla con menús estrictos  donde se puede perder 30 o 40 libras en poco tiempo pero, se aumentan más rápido aún al solo salirse de la dieta por unos días y sin entrenar al cerebro para los cambios de hábitos, decidió contratar a una chef y nutricionista, basaron su menú en las normas de la American Heart Association, la American Dietetic Association y las sugerencias de la USDA Foodel para el control de porciones. El menú regular es heart smart, lo que significa que tiene bajas calorías, bajo sodio y libre de azúcar.

Para el co-fundador de Fit2go, el éxito que hoy disfruta no fue tan rápido, en ocasiones pensó en cerrar y no volverlo a intentar. Explica que ‘’cuando eres extranjero no sabes hacer negocios en otro país. Entonces el adaptarse al modelo legal y de seguros fue en mi caso una parte bien difícil porque uno trata de hacerlo todo según las normas, pero descubres que hay, por ejemplo, tantos seguros que no sabes cuál escoger de verdad. O compras uno que no necesitabas. En ocasiones se te puede ir el dinero’’.

Destaca que como cualquier negocio, hay etapas altas y bajas. Explica que esto se debe a que los precios de la comida han subido 100 % en los últimos diez años, y se calcula  se duplicarán  en la próxima década, y eso es parte de la globalización de la comida.

[[wysiwyg_imageupload:6631:]]

La vida cambió… Hoy venden aproximadamente 1.200 cantinas saludables diarias. Asegura que hay épocas muy buenas como enero y febrero donde todos quieren perder el peso que se ganan en las festividades pero que al final el mensaje de Fit2go es más allá de ‘’dieta’’ per se, es una vida sana.  Cuenta con un personal de 27 entusiastas de la comida saludable, que lo apoyan constantemente en las metas que se proponen anualmente, para lo cual entrenó a cada uno ellos, y les enseñó  las finanzas del negocio para que entendieran las ganancias y pérdidas que se pueden registrar.

Reconoce que su modelo de negocio, no es ideal para el sistema de franquicia tradicional, aunque esa fue su idea inicial, creó un software llamado The Profit Recipe para ayudar a otros restaurantes a coordinar las necesidades de alimentación del mercado, ya que aunque el consumidor sigue acudiendo a los comedores unas tres veces la semana, piden platos bajos en calorías y diferentes opciones.

Quintero aconseja a quien desea comenzar su propio negocio que debe descubrir cuál es su target y concentrarse en las necesidades de un mercado específico.

Finalmente, aprovechó  la oportunidad de agradecer a su mamá por el apoyo brindado, a su equipo que está allí todos los días, haciendo posible que el negocio se se consolide. ‘’Sin ellos esto no sería posible’’ dijo.

Autores

Diario Las Américas