Sao Paulo. El fabricante chino de automóbiles Chery presentó dos nuevos modelos de coches en el Salón Internacional de Automóbiles de San Paulo, que se celebra del día 10 y al 20 de noviembre en la mayor ciudad brasileña.

A pesar del ambiente desafavorable de la economía de Brasil, los principales fabricantes automovilísticos traen nuevos productos al país sudamericano en este salón bianual. Chery, que participa por la cuarta vez el salón de San Paulo, presentó el Tiggo 2 y Arrizo 5., que se celebra del día 10 y al 20 de noviembre en la mayor ciudad brasileña.

Lu Jiankang, vicedirector de Chery Brasil explicó que, "este año, tenemos el eslogen The New Generation is Coming (Ya viene la nueva generación). Quiere decir que queremos mostrar un nuevo concepto al mercado brasileño de que vamos a traer más nuevos modelos a Brasil. Este año presentamos al mercado brasileño dos modelos, uno es Tiggo 2, es de la misma serie, misma familia de Tiggo, que ya existe en el mercado aquí. Pues la serie Tiggo constituye una serie estratégico de Chery, y en el mercado brasileño continuamos el camino general".

"Al mismo tiempo, vamos a considerar algunas características del mercado brasileño, además de Tiggo 3, vamos a presentar más SUV de tamaño menor, como el Tiggo 2 de esta vez. Despúes, también vamos a traer Tiggo 4, Tiggo 6 y Tiggo 7, que va a sincronizar el ritmo de nuevos modelos en China", dijo Lu.

Otro nuevo modelo de Chery es la serie de Arrizo 5. Este modelo ya está bastante maduro en China, pero la compañía hizo varios mejoramientos para hacerlo más conveniente al mercado brasileño, tales como el motor Flex.

Lu afirmó que en el futuro, los productos principales en el mercado brasileño de Chery serán las series de Tiggo y Arrizo. "Estos dos modelos serán las series estratégicas en los próximos tres a cinco años", manifestó.

Chery entró en el mercado brasileño en 2009. En los siete años, se convirtió de un comerciante a un fabricante, pues incialmente sólo vendía coches fabricados en China, y en 2014 instaló su propia fábrica en Brasil. Cumplió su trabajo de "salir de China" a "entrar en Brasil". Durante este proceso, Chery dedicó varios esfuerzos.

El vicedirector detalló que "para decidir los modelos en el mercado brasileño, hicimos una gran cantidad de estudios e investigaciones. Por ejemplo, vemos que en las calles brasileñas, la mayoría de los coches que corren son hatchback o sedan compacto. Entonces ya tenemos una dirección para seleccionar los modelos. Además, estudiamos la costumbre de consumo de los brasileños, por ejemplo el motor Flex."

Sobre el precio, Lu aifrmó que quiere suministrar más opciones a los consumidores, no sólo depender del bajo precio, sino también elevar la calidad y mejorar el deseño.

En el puesto de Chery, varios consumidores se interesan mucho a un coche Tiggo 2 bicolor.

Pedro Cavalcanti, un publicitario brasileño dijo que "el diseño me gusta. Y el tamaño está bien. Pertenece a SUV, pero no muy grande. Es un coche bueno, me interesa mucho."

En el mercado brasileño actual, además de la serie Tiggo, las series más bienvenidas son la serie QQ y la de Celar. Para un país bastante abierto que recibe fácilmente marcas extranjeras como Brasil, Chery prevé buena perspectiva aquí. En los últimos años, las marcas chinas de ya cambió su imagen de "bajo precio y bajo calidad", y vienen teniendo famas mejores.

"El próximo paso, Chery quiere prestar más atención en la construcción de marca, y hacer más esfuerzos para que los productos convengan más al mercado brasileño. Vamos a traer más coches comfortables y económicas a los consumidores", concluyó.