San Francisco. Chevron informó este martes que ganó un arbitraje contra Ecuador sobre disputas comerciales que llevó de manera paralela a una demanda por daños ambientales que podría hacer que la petrolera estadounidense pague unos US$27.000 millones.

Un panel de arbitraje dictaminó que las cortes ecuatorianas violaron leyes internacionales al demorar fallos en disputas comerciales entre la petrolera estadounidense y Ecuador, y fijó el pago de una indemnización de unos US$700 millones para Chevron.

La petrolera dijo que con el fallo se resuelven parcialmente siete reclamos comerciales de Texaco, que fue comprada por Chevron en 2001, presentados en Ecuador entre 1991 y 1993.

En su dictamen, el tribunal determinó que el Ecuador había violado el Tratado Bilateral de Inversión firmado con Estados Unidos, al no haber provisto a la compañía de los medios adecuados para presentar sus reclamos y hacer valer sus derechos.

"Este dictamen demuestra que el gobierno del Ecuador no está por encima de la ley", dijo Hewitt Pate, vicepresidente y director jurídico de Chevron.

"Hemos venido diciendo por algún tiempo que las cortes del Ecuador han fallado en aplicar la justicia cuando se trata de Chevron y sus filiales, y ahora, un tribunal internacional concuerda con nosotros. Esperamos que este fallo ayude al Ecuador a encaminarse a brindar un mejor trato a los inversionistas extranjeros y a respetar la seguridad jurídica", añadió.

El panel de arbitraje adjudicó a Chevron y a Texaco Petroleum Company alrededor de US$700 millones en daños más intereses al 22 de diciembre de 2006, pendientes de procesos adicionales para determinar los impuestos aplicables, interés acumulativo y gastos.

La Procuraduría General de Ecuador, que actúa como abogado del estado, rechazó el fallo del tribunal en favor de la compañía estadounidense y señaló que éste desconoce el valor jurídico de las sentencias dictadas por cortes del país andino.

"Este nuevo esfuerzo por doblegar al Estado ecuatoriano en su firme compromiso de respetar la independencia de su sistema judicial en general, y la independencia de la corte de Lago Agrio, no logrará su objetivo", dijo el procurador Diego García en un comunicado.

El funcionario aclaró además que el laudo parcial emitido por la corte dispone que habrá una fase posterior para determinar el valor que debe ser descontado de la compensación a la que tendría derecho la compañía, por lo que hasta el momento no se ha fijado un monto de indemnización.

"Es inexacto afirmar que se haya ordenado al Ecuador pagar una compensación de US$700 millones" concluyó García.

Demanda por daños ambientales. En el caso con comunidades de campesinos e indígenas, de unos 17 años de antigüedad, se pide que la petrolera pague US$27.000 millones por contaminación.

A inicios de marzo, el país andino sufrió un revés luego de que la Corte de Distrito del Sur de Nueva York dijo que Chevron podría usar un arbitraje internacional para resolver el juicio por polución, que fue iniciado por indígenas en su contra.

Quito busca frenar el arbitraje y pide continuar el juicio, que se tramita en una corte ecuatoriana.

Chevron insiste en el arbitraje con el argumento de que existe una interferencia oficial en el sistema judicial de Ecuador.

Quito acusa a la petrolera estadounidense de pretender, con la demanda de arbitraje, intentar "transferir al país la responsabilidad por el resultado de un caso ambiental entre un grupo de indígenas ecuatorianos y Chevron".

Ecuador ha negado interferencia oficial, pese a las continuas muestras de apoyo que el presidente Rafael Correa ha hecho por las comunidades indígenas que iniciaron el caso.