Ciudad de México. La estadounidense Chevron pretende abrir tres estaciones de servicio gasolinero en diciembre para llegar por primera vez a Baja California. Se sumarán a las seis que ya tiene en Sonora, Sinaloa y Baja California Sur, y con planes para transporte y almacenamiento buscará posicionarse como líder de la región.

Por la cercanía de sus centros refinadores de Richmond y Los Ángeles, en California, que tienen una capacidad de 500,000 barriles diarios, la cercanía de la firma con la región mexicana data de muchos años de los que pueden sacar partido, detalló el presidente de Chevron Combustibles de México, José Parra, en un encuentro con medios.

Los planes de la gigante petrolera en el midstream y downstream mexicanos se concentran por lo tanto en estas cuatro entidades, donde planea apalancar inversiones en infraestructura portuaria a lo largo de los próximos tres años, con interés en llegar por Ensenada o Rosarito, Guaymas, Topolobampo y La Paz con sus combustibles.

Así, en las próximas semanas podrían dar el anuncio de un proyecto en el que fungirán como socio en el esquema take or pay con un constructor y operador de las terminales con el cual contratarán capacidad en firme, en un modelo rentable para el inversionista que recibe ingresos, sea utilizada o no la terminal.

El directivo detalló que la forma más eficiente de traer combustibles a la región es por buquetanques, porque si bien es la más cercana a sus centros refinadores de California, las especificaciones de componentes de las gasolinas, como proporción de azufre y etanol, entre la entidad fronteriza del vecino del norte y México son diferentes, lo que hoy no vuelve rentable primero hacer las inversiones necesarias para mezclar la gasolina que requiere México y luego traerla por pipas.

“Actualmente Chevron se encuentra analizando diferentes alternativas para apoyar inversiones en nueva infraestructura para la importación directa de gasolinas y diesel desde sus refinerías en California a los estados de Sonora, Sinaloa, Baja California y Baja California Sur”, se posicionó oficialmente la empresa.

Cabe recordar que Chevron es operador del bloque 3 en el Cinturón Plegado Perdido en aguas profundas mexicanas, luego de haber ganado la licitación en sociedad con Petróleos Mexicanos (Pemex) y la japonesa Inpex.