Río de Janeiro. La petrolera Chevron asume plena responsabilidad por el derrame de crudo en la costa de Brasil, dijo este domingo el presidente ejecutivo de la subsidiaria local de la empresa estadounidense, George Buck.

La fuga del pozo submarino, cuya propiedad comparte con la estatal brasileña Petrobras y un grupo japonés, fue sellada aunque aún queda un flujo residual de unos 10 barriles diarios, por debajo de los cientos que se registraban previamente, detalló el directivo.

"Chevron asume la plena responsabilidad por este incidente", dijo Buck en una rueda de prensa en Río de Janeiro. "Compartiremos las lecciones aprendidas aquí con la esperanza de que este tipo de incidentes no ocurran otra vez en Brasil o en cualquier otro sitio del mundo", añadió.

Según el presidente de la filial brasileña de Chevron el vertido de petróleo obedeció a una subestimación de la presión en el depósito mar adentro que era adonde estaban buscando perforar combinada con una sobreestimación de la dureza de la roca.

Como resultado, el petróleo que estaba bajo una alta presión pudo filtrarse. Y aunque el pozo fue cerrado de inmediato, la presión de la llamada "patada" causó que el muro de la boca del pozo se rajara, permitiendo la salida del crudo a través de grietas y rocas porosas para emerger en la superficie del océano.

Chevron posee el 52% del proyecto Frade, que está produciendo unos 79.000 barriles de petróleo y gas natural equivalente por día, y es también la operadora del campo. Petrobras tiene el 30% y el grupo japonés Frade Japan el restante 18%.

El pozo, que se está abandonando, fue perforado por la firma Transocean desde su plataforma Sedco 706. Buck dijo que los problemas en el pozo "no tenían que ver con Transocean".

El derrame se produjo a unos 160 kilómetros de la costa del estado de Río de Janeiro de Brasil.

El ente regulador de petróleo de Brasil, la ANP, dijo que en su momento de mayor intensidad se llegaron a verter unos entre 200 y 330 barriles de crudo a través de grietas en el lecho marino.

Buck dijo que esa estimación es "aproximada", y agregó que Chevron divulgará un cálculo oficial el lunes.