Río de Janeiro. Chevron, la segunda mayor petrolera estadounidense, dijo este miércoles que el crudo de la última fuga en un yacimiento costa afuera de Brasil no tenía una relación química con el petróleo de un derrame sufrido en noviembre.

Las pruebas del crudo de parte de IPEX-Brazilian Petroleum Expertise Co en Brasil mostraron que el petróleo era químicamente diferente del crudo producido anteriormente en el campo Frade, manifestó el portavoz de Chevron, Kurt Glaubitz.

También indicaron que no tenía vestigios de "lodo" de perforación, lo que quiere decir que no es petróleo residual del derrame de noviembre, agregó el portavoz.

El crudo de la pérdida descubierta este mes, que totalizó alrededor de un barril, aparte es de un grado mucho más pesado que el crudo que se filtró de un pozo de exploración en el yacimiento en noviembre, dijo Chevron.