Río de Janeiro. La petrolera estadounidense Chevron planea invertir US$3.000 millones en Brasil durante los próximos tres años, dijo este viernes el presidente de la firma para América Latina y Africa, Ali Moshiri.

Brasil suspendió este miércoles los derechos de perforación de la firma Chevron en su territorio, hasta que se aclaren las causas del derrame de crudo en un campo de la empresa, el más reciente giro en una tormenta política que amenaza al papel de la compañía estadounidense en la bonanza petrolera del país.

La decisión fue anunciada mientras el presidente ejecutivo de la filial brasileña de Chevron testificaba ante el Congreso de Brasil, donde se disculpó públicamente por el derrame del 8 de noviembre en el que se filtraron cerca de 2.400 barriles de crudo al océano frente a la costa de Río de Janeiro.