La petrolera estadounidense Chevron sumó este jueves nuevas evidencias a la demanda con la que busca bloquear un fallo dictado por un juez en Ecuador, que la obliga a pagar US$8.600 millones.

El juez falló en febrero de este año que Chevron debía pagar ese monto por la contaminación provocada en las décadas de 1970 y 1980 por Texaco, una firma que fue luego comprada por Chevron Corp.

Chevron descubrió nuevas evidencias que muestran que defensores, abogados y consultores "como mínimo, dieron asistencia clandestina a la corte ecuatoriana para el diseño del fallo contra Chevron", según un comunicado de la firma difundido el jueves.

Chevron apeló ese fallo y también lanzó una serie de procesos judiciales para lograr que el fallo en Ecuador no pueda ser aplicado fuera del país sudamericano.

La firma dijo que obtuvo documentos que pertenecían a los defensores de los demandantes y a sus abogados.

"Esos documentos tienen numerosos errores y errores únicos, grandes y pequeños, y esos mismo errores e irregularidades ahora aparecen en el fallo de la corte ecuatoriana pese a que nunca entraron en los archivos del juicio", dijo Chevron en el comunicado.

"No hay una explicación aparente de cómo el fallo pudo haber incorporado estos errores e irregularidades sin la cooperación entre la corte ecuatoriana y los representantes de los demandantes", dijo R.Hewitt Pate, vicepresidente de Chevron y consejero general.