Quito, Ecuador. Chevron Corp., la segunda mayor petrolera de Estados Unidos, informó que presentó una petición en un tribunal provincial de Ecuador que busca desechar una demanda en su contra.

El caso se relaciona a las comunidades indígenas que acusan a Texaco, comprada por Chevron en 2001, de dañar su salud y de contaminar ríos durante sus operaciones petroleras en la región. La demanda original fue realizada por granjeros y residentes en 1993.

La compañía informó que Richard Cabrera, un experto designado por el tribunal para el caso y que estima que las potenciales responsabilidades legales por temas ambientales podrían ascender a cerca de US$27.000 millones, sostuvo una reunión con personas relacionadas con los demandantes del caso.

Chevron informó que presentó al tribunal vídeos que muestran a los abogados de los demandantes, consultores y colaboradores reuniéndose con Cabrera para planificar y crear el informe de perjuicios por US$27.300 millones que Cabrera posteriormente presentó al tribunal como propio.

En un comunicado, Chevron informó que cree que la evidencia en vídeo prueba que los abogados y consultores de los demandantes se coludieron con Cabrera para presentar un informe fraudulento y posteriormente presentar una revisión fraudulenta de su propio trabajo.

Un abogado de los demandantes, Pablo Fajardo, declaró este lunes a Dow Jones Newswires que Chevron intenta restar legitimidad al proceso judicial.