Santiago de Chile. La Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) chilena aplicó nuevas multas, por US$6,9 millones, a instituciones y personas por infracciones legales ocurridas en el llamado caso Cascadas, informó este jueves el ente fiscalizador.

En un comunicado la SVS dijo que resolvió sancionar a Banchile Corredores de Bolsa S.A. y a su ex gerente de inversiones, Cristián Araya Fernández; a Linzor Asset Managment, hoy CHL Asset Managment Chile, y a su representante legal, Canio Corbo Atria; por operaciones realizadas en acciones SQM-A en marzo de 2011.

Esta multa se suma a la aplicada en septiembre, por US$164 millones, a varios otros involucrados en el caso, entre ellos Julio Ponce Lerou, ex yerno del dictador Augusto Pinochet.

Las abultadas sanciones han sido impuestas luego de una extensa investigación en la que el organismo fiscalizador ha constatado una serie de infracciones a la Ley de Mercado de Valores y a la Ley de Sociedades Anónimas por actuaciones y operaciones que tuvieron lugar entre los años 2010 y 2011.

Las "Cascadas" son cuatro sociedades de inversión a través de las cuales el empresario Julio Ponce Lerou controla Soquimich, la mayor productora de fertilizantes del país.

Del análisis de más de un millón de transacciones bursátiles, la SVS constató la existencia de una secuencia de operaciones de compra y venta de acciones, con patrones comunes y reiterados en el tiempo y con el concurso de los mismos participantes, estableciéndose la existencia de un esquema coordinado de operaciones.

Estas transacciones beneficiaron directamente a los involucrados en ellas, en desmedro económico y contra el interés social de las Sociedades Cascadas, las que, además, tenían otros inversionistas como los fondos de pensiones y fondos de inversión.

Entre los años 2008 a 2011, las Sociedades Cascadas realizaron una serie de operaciones, tanto de inversión como de financiación, que tuvieron por objetivo dejar disponibles importantes paquetes de acciones para su remate en el mercado, para luego recomprar esos títulos a precios mayores a los de su venta inicial.

Las transacciones reportaron a todos los involucrados elevadas ganancias, en desmedro de los costos que debieron asumir las Sociedades Cascadas.

Las sanciones fueron aplicadas por infracción a la norma que establece que "ninguna persona podrá efectuar transacciones o inducir, o intentar inducir, a la compra o venta de valores, regidos o no por esta ley, por medio de cualquier acto, práctica, mecanismo o artificio engañoso o fraudulento".

El Superintendente de Valores y Seguros, Carlos Pavez, indicó en un comunicado que "hemos llegado a la convicción que las operaciones que son objeto de la sanción afectan y lesionan gravemente el principio de buena fe que debe existir en cualquier mercado de valores".

"Esperamos que estas sanciones sirvan para disuadir aquellas conductas que se alejen de las exigencias que impone la Ley de Mercado de Valores en Chile y esperamos que estos hechos no vuelvan a ocurrir en nuestro mercado", agregó.

Las multas deberán ser canceladas en la Tesorería General de la República, según establece la ley, dentro del plazo de diez días desde que se realizó la notificación legal.

Sin embargo, los sancionados podrán presentar ante la Superintendencia un recurso de reposición administrativa dentro de un plazo de cinco días hábiles desde su notificación.

De igual forma, podrán presentar un recurso de reclamación de multa o de su monto ante el juzgado civil correspondiente, dentro de los diez días hábiles desde la fecha de su notificación.