Santiago. El presidente chileno, Sebastián Piñera, presentó este viernes su política energética y anunció que el país transitará a sostener su generación en base a energía renovable prescindiendo del carbón.

"Tenemos que descarbonizar la matriz energética...el compromiso que hicimos frente a todos los chilenos fue que el país no solamente avanzara hacia un desarrollo integral, inclusivo y sustentable, sino también, hacia una matriz de energía más competitiva, más limpia y más sustentable. Y a eso apunta, precisamente, la Ruta Energética", dijo el jefe de Estado chileno.

El mandatario sostuvo que "Chile no puede dejar de tener un liderazgo, porque por nuestras condiciones naturales, tenemos las ventajas comparativas para ser un país líder en generación de las nuevas energías y también en la generación de las nuevas tecnologías para producir esas nuevas energías".

La Ruta Energética fue construida a través de un proceso participativo con 2.200 personas de las 15 capitales regionales del país, y cuenta con siete ejes estratégicos: modernización energética, energía con sello social, desarrollo energético, energía baja en emisiones, transporte sustentable, eficiencia energética, y educación y capacitación energética.

Entre las medidas incluyen la creación de un mapa de vulnerabilidad energética del país, aumentar la eficiencia gubernamental en esta materia modernizando las instituciones y modernizar la regulación energética.

"Proponemos iniciar el proceso de descarbonización de la matriz energética a través de la elaboración de un cronograma de retiro o reconversión de centrales a carbón, y la introducción de medidas concretas en electromovilidad", dijo Piñera.

Las medidas suponen capacitar a 6.000 operarios, técnicos y profesionales, desarrollando competencias y habilidades en la gestión y uso sostenible de la energía, en el sector eléctrico, de combustibles y de energías renovables, certificando al menos a 3.000.

El pasado gobierno de Michelle Bachelet anunció que el país ha dejado de construir nuevas centrales a carbón, al constatar el éxito en la implementación de las energías renovables no convencionales.

La generación eléctrica a carbón constituye hoy la principal fuente de generación eléctrica del país sudamericano con cerca de un 40% de participación en la matriz.

No obstante la implementación de fuentes limpias de energía fundamentalmente solar y eólica ha alcanzado cerca del 20% de la matriz en los últimos cuatro años en un desarrollo por sobre las expectativas.

Al asumir el nuevo gobierno la ministra de Medio Ambiente, Marcela Cubillos, destacó el legado en energías limpias de la administración de centroizquierda y anunció una política de continuidad en la materia.