Santiago. Chile posee enormes zonas sin explorar por la industria del cobre, que ha estado concentrada en el rico y escasamente poblado norte del país, dijo el ministro de Minería y Energía, Laurence Golborne.

La nación sudamericana actualmente concentra un tercio de la producción mundial de cobre, o unas 5,5 millones de toneladas, y posee las mayores reservas del mineral.

"Chile se ha concentrado en la labor exploratoria donde es más simple, que es en el Norte Grande, donde hay menos población, donde muchas veces más a flor de tierra es posible determinar formaciones minerológicas", dijo Golborne.

Sin embargo, el ministro recordó que en la zona centro-sur existen importantes yacimientos como El Teniente, la mina subterránea más grande del mundo y propiedad de la estatal Codelco.

"Existe la posibilidad de explorar otras zonas del país para ubicar potencial minero", acotó Golborne, al recordar la meta de 7,5 millones de toneladas que el país prevé producir para finales de la presente década.

El funcionario admitió que, a diferencia de la tendencia global, las labores de exploración en Chile han estado por años en manos de las grandes compañías debido a las dificultades de las mineras junior para acceder a tierras, a informaciÛn geolÛgica actualizada y a una falta de incentivos tributarios.

En el país sudamericano operan, además de Codelco -el mayor productor mundial de cobre-, gigantes como BHP Billiton, Anglo American y Xstrata.

Por esto, el Gobierno ha buscado iniciativas para fomentar el desarrollo de la exploración a través de pequeñas y medianas empresas, como la creaciÛn de un fondo de financiamiento para ayudarlas a levantar fondos en el mercado de capitales de Chile.

Además, Chile planea revisar la legislación tributaria para favorecer a las junior, en un país que espera inversiones mineras de US$50.000 millones en una década.