La industria bancaria en Chile totalizó utilidades por US$3.383 millones durante 2010, lo que implicó un crecimiento de 26,22% respecto al 2009.

Las altas utilidades, consideradas históricas, fueron lideradas por el Banco Santander Chile, Banco Chile y el BCI (Banco de Crédito e Inversiones). Entre los tres concentraron cerca del 70% de las ganancias de la banca en dicho país. Mientras el primero ganó poco más de US$1.000 millones, representando prácticamente un tercio de las utilidades del sistema, Banco Chile totalizó poco más de US$800 millones y el BCI, US$474 millones, de acuerdo a El Mercurio.

Tras dichos bancos se ubicaron el Scotiabank Chile, BBVA Chile y Itaú Chile, que ocuparon el cuarto, quinto y sexto lugar, respectivamente.

Causas. Entre las razones de la histórica ganancia se explican las positivas perspectivas económicas, lo que mejoró los niveles de riesgo y habrían impulsado el alza de 5,12% que registraron las colocaciones en el año.

Otro aspecto lo explica un menor gasto en provisiones que se registró en gran parte de 2010.  En tercer lugar, el balance también fue beneficiado por un margen de interés más alto, la principal fuente de ingreso de los bancos, debido a que la inflación de 2010 fue más alta que en 2009.

Las utilidades del 2009 superaron los US$2.500 millones.