Melbourne. Las mineras BHP Billiton y Rio Tinto aprobaron planes por US$4.500 millones para la expansión de la mina chilena Escondida, mientras BHP planea reabrir una mina de cobre en Estados Unidos cuyas funciones paralizó hace tres años.

Ambas mineras ya están gastando miles de millones de dólares para expandir su producción en sus minas de mineral de hierro en Australia y así satisfacer la demanda china, y sus intentos por elevar la producción en un 80% en el yacimiento chileno, el mayor de cobre en el mundo, subraya su optimismo sobre la demanda a largo plazo por los metales.

El precio del cobre, que es considerado como un barómetro de la demanda industrial, ha caído un 17% desde el récord que alcanzó hace un año por sobre US$10.000 la tonelada, pero aún se encuentra a más del doble del nivel que tocó durante la etapa más grave de la crisis financiera mundial.

"El mercado quiere más cobre", dijo Glyn Lawcock, analista de UBS, apuntando a los escasos suministros mundiales del metal utilizado para todo, desde transmisión de electricidad a plomería.

La inversión de US$4.500 millones en Escondida, donde la producción el 2011 cayó un 25% debido a menores grados del mineral, había sido muy anticipada, pero la decisión de BHP de comenzar a explotar a fines del 2012 la mina en Pinto Valley en Arizona fue una sorpresa.

"Hacia adelante, el éxito de nuestro programa de exploración sugiere que hay suficientes recursos en Escondida para sostener la producción en los actuales niveles durante más de un siglo", dijo el presidente de metales básicos de BHP, Peter Beaven.

"Ellos deben estar felices con el panorama del cobre y el costo de las estructuras de ese activo", dijo Ric Ronge, gerente de cartera de Pengana Capital, que posee acciones en BHP.

Analistas dijeron que precios de la energía más bajos en Estados Unidos probablemente habían ayudado a justificar la inversión prevista de US$195 millones para reiniciar la mina, a una capacidad de 60.000 toneladas al año, en lo que las mayores mineras consideran como un mercado con falta de oferta en el mediano plazo.

"Probablemente sea justo evaluar que vas a ver cosas similares de parte de varias compañías que tienen operaciones que han estado detenidas, esperando por el ambiente correcto", dijo Lawcock de USB.

Larga vida. La expansión de Escondida es uno de los proyectos prioritarios de BHP, parte de un plan de gasto de capital por US$80.000 millones hasta el 2015, incluidas las expansiones de minas de cobre y uranio Olympic Dam y de mineral de hierro en Australia, de gas de esquisto en Estados Unidos y de potasa de Canadá.

BHP, operador de la mina, también aumentó sus estimaciones de reservas en un 25% y dijo que la gigantesca mina debería poder sostener su producción por más de un siglo.

"Hacia adelante, el éxito de nuestro programa de exploración sugiere que hay suficientes recursos en Escondida para sostener la producción en los actuales niveles durante más de un siglo", dijo el presidente de metales básicos de BHP, Peter Beaven, en un comunicado.

BHP planea gastar US$2.600 millones en dos proyectos para aumentar la producción en la mina, mientras que la participación de Rio Tinto en el proyecto llega a US$1.400 millones y el consorcio japonés JECO, que tiene un 12,5% de las acciones, cubrirá el resto.

Los proyectos están diseñados para dar a los socios acceso a minerales de mayor grado.

Las inversiones irán a una nueva planta que reemplazará a su concentradora Los Colorados, y que procesará 152.000 toneladas por día, y a un nuevo sistema de lixiviación, lo que le permitiría a la empresa elevar su producción a más de 1,3 millones de toneladas de cobre para junio del 2015, o cerca de un 5% del mercado mundial de cobre.

La mina produjo cerca de 760.000 toneladas de cobre el 2011.

Además, BHP Billiton anunció un incremento del 17% en los recursos minerales de Escondida y un aumento del 25% en las reservas del yacimiento.

Escondida está ubicada a 170 kilómetros al sureste de la norteña ciudad chilena de Antofagasta, a 3.100 metros de altura. Además de BHP Billiton y Rio Tinto, participan JECO Corporation y JECO 2 Ltd.