Santiago. La compañía brasileña MPX, ligada al empresario Eike Batista, pidió este viernes a una instancia gubernamental local, invalidar la califiación de "contaminante" que pesa sobre su proyecto termoeléctrico Castilla (US$4.400M / 2.300 MW), que pretende instalarse en la zona norte de Chile.

La solicitud fue presentada ante el seremi de Salud de Atacama, repartición pública que la calificó de ese modo, lo cual pone en duda el futuro del proyecto pues la Comisión Regional del Medio Ambiente (COREMA), condiciona la aprobación del mismo en virtud de esa opinión.

La empresa brasileña busca que se califique al proyecto de central termoeléctrica Castilla, como industria "molesta" y no como "contaminante".

Anteriormente, un seremi de Salud ya renunciado, había modificado la califiación de su antecesor a "molesta", sin embargo, la justicia determinó que debía volver a ser considerada como "contaminante".

La petición que hace ahora MPX, es la última alternativa que tiene para que nuevamente se modifique dicha califiación.