Santiago. Las autoridades chilenas quieren tener las dos mayores redes eléctricas del país, la SING y la SIC, interconectadas para 2017, señaló este martes Juan Manuel Contreras, secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía, CNE.

Las autoridades dicen que la interconexión reducirá los precios a medida que una red unificada y más grande experimenta una mayor competencia, al tiempo que aumenta la seguridad energética.

El Sistema Interconectado Central, o SIC, la mayor red de Chile, suministra a más del 90% de la población del país.

La SING cubre el extremo norte de Chile, donde opera el grueso de la industria minera. Chile es el mayor productor de cobre del mundo, con cerca del 35% de la oferta global.