Santiago. La empresa chilena Celulosa Arauco y Constitución SA anunció este lunes que reanudó las operaciones antes de lo previsto en su planta de celulosa Valdivia luego de paralizar sus operaciones tras el fuerte terremoto que afectó la región a fines de febrero.

Arauco es uno de los principales productores de celulosa del mundo y todas sus operaciones chilenas se encuentran en las regiones centro-sur del país, las más afectadas por el sismo de 8,8 grados de intensidad y posterior tsunami que azotaron al país.

La planta de celulosa de 550.000 toneladas métricas Valdivia reanudó sus operaciones este domingo, informó la compañía este lunes en un comunicado al regulador nacional de valores, SVS. Anteriormente había anunciado que probablemente sus plantas no producirían celulosa en Chile durante marzo debido a los daños que sufrieron producto del terremoto.

Las otras cuatro plantas de Arauco en el país -Licancel, Constitución, Nueva Aldea y Arauco- aún se encuentran sin operar mientras se evalúan los daños, dijo la vocera María Soledad Vial.

De las 35 operaciones productivas de Arauco en Chile, incluidos aserraderos, plantas de remanufactura, plantas de paneles y plantas de celulosa, entre otras, 15 se encuentran actualmente operando, dijo Vial.

Antes del terremoto, la producción de celulosa del mercado chileno daba cuenta de cerca de 8% de la producción mundial de la misma.

Arauco es filial del conglomerado forestal y de combustibles Copec SA, cuya acción es la de mayor ponderación en el índice de acciones líderes chileno.