Santiago. La chilena Codelco confía que la batalla legal que acaba de iniciar contra Anglo American por una porción de su unidad local rendirá frutos en un plazo de entre 3 y 5 años, porque está convencida que la minera global jugó a sabiendas una carta "ilícita" para bloquear la operación.

El principal abogado de la cuprífera estatal chilena, Pedro Pablo Gutiérrez, dijo en una entrevista que podría haber más acciones legales para forzar a Anglo a entregarle un 49% de su unidad local, aunque también dejó abierta la puerta a una negociación pacífica más adelante.

"Tenemos la seguridad de que vamos a obtener el 49% (...) Tenemos la convicción de que nuestros argumentos son absolutamente sólidos, coherentes y fuertes, y además basados en la buena fe", afirmó Gutiérrez.

Codelco, la mayor productora de cobre del mundo, anunció en octubre que había logrado un acuerdo de financiamiento con la japonesa Mitsui para ejercer la opción en enero. La compra de esos activos reforzaría las expectativas de expansión de la minera estatal.

Pero Anglo sorprendió a todos en noviembre al vender un 24,5% de la unidad a la japonesa Mitsubishi por US$5.390 millones.

Codelco demandó hace dos semanas a Anglo por negarle la opción, que se originó en 1978 y se activa cada tres años, pero que calcula el precio a una tasa mucho más favorable para Codelco frente al precio de mercado.

Esa diferencia de precio, según analistas, fue lo que desató la veloz jugada de Anglo con Mitsubishi.

Gutiérrez explicó que aún quedan varias instancias legales por agotar, que extenderían el proceso por varios años.

Anglo, por su parte, asegura que Codelco incumplió el contrato al tratar de ejercer la opción anticipadamente y ahora busca directamente que se declare nula la opción.

Contrato cuestionado. Anglo reveló la semana pasada por pedido de una corte el contenido del acuerdo de venta a Mitsubishi, que la multinacional alega está dentro de lo estipulado en la opción de compra que posee Codelco.

Sin embargo, el contrato admite que la venta podría generar conflictos con Codelco.

Para Gutiérrez, el documento "lo que hizo fue confirmar los temores de Codelco en el sentido de que Anglo y Mitsubishi estaban plenamente concientes que el contrato que estaban celebrando tenía como propósito deliberado dañar el derecho de compra de Codelco".

"Por ser una causa ilícita ese contrato viene siendo nulo de acuerdo con la ley chilena. Por consiguiente, en su momento, vamos a presentar una demanda de nulidad de ese contrato", aseveró.

Pero no desestimó que las partes puedan entrar en conversaciones y logren un acuerdo fuera de los tribunales.

"Es lo usual en controversias grandes y complejas como estas, que las partes en algún momento se sienten una vez que ya disminuyan las tormentas y pasemos a tiempos más calmos", opinó.

Una corte resolvió recientemente congelar el 49% de las acciones de Anglo Sur por petición de Codelco, en espera de que se dirima el caso, por lo que Gutiérrez descartó que la firma chilena adopte nuevas medidas sobre esos activos.

"En su momento habrá que analizar en su mérito si es necesario o no pedir cautelares adicionales a las que ya existen", señaló.

Sin embargo, están sopesando realizar nuevas acciones civiles.

Anglo American Sur está conformado por los yacimientos de cobre Los Bronces y El Soldado. A ello se suma la fundición de cobre Chagres y los proyectos de exploración Los Sulfatos y San Enrique Monolito, entre otros.

Para Codelco, la opción de compra le resulta atractiva, ya que Anglo American Sur colinda con su actual división Andina, en la zona central de país, la que se encuentra en plena fase de expansión para transformarse en el principal yacimiento de la estatal en los próximos años.