Santiago. Chile estudia la creación de una línea nacional de transmisión de energía que conecte generadores con consumidores, dijo este domingo el presidente Sebastián Piñera, mientras enfrenta la presión de cumplir las necesidades energéticas sin dañar el medioambiente.

Piñera ha debido enfrentar fuertes protestas y críticas de legisladores opositores luego de la aprobación del polémico proyecto de la represa HidroAysen en la región de la Patagonia.

Los ambientalistas dicen que la planta hidroeléctrica arruinará valles y ríos impolutos, mientras que los operadores de la industria sostienen que el proyecto es crucial para las necesidades energéticas del país.

El proyecto HidroAysen, de US$3.500 millones y aprobado por las autoridades locales el 9 de mayo, aún requiere de un permiso separado para que una línea de más de 2.000 kilómetros transmita la electricidad desde el remoto sur hasta la capital, Santiago.

Piñera, quien asumió el cargo hace poco más de un año, dijo que está preocupado sobre la línea de transmisión y que desea un acuerdo nacional para crear una línea pública que atraviese gran parte del país, que se extiende por 4.270 kilómetros.

"Por eso propusimos una carretera eléctrica (...) y que por esa carretera puedan integrarse todos; las grandes represas pero también las pequeñas represas las plantas solares, las plantas eólicas", dijo Piñera a la televisión estatal un día después de su discurso anual a la nación.

El ministro de Minería y Energía, Laurence Golborne, dijo que una comisión de expertos analizará la propuesta de contar con "líneas de transmisión abiertas sin restricciones para que cualquiera pueda conectar y vender su energía a distintos puntos del país".

Las industrias en el principal productor de cobre del mundo instaron al Gobierno a hacer más para suplir sus crecientes demandas energéticas y bajar el costo de la electricidad.

Mineras como BHP Billiton y la estatal Codelco han visto subir sus costos energéticos en parte por las altas tarifas eléctricas.

Chile busca extender y diversificar su red eléctrica para enfrentar sus crecientes necesidades de energía y cortes ocasionados por la escasez de precipitaciones, que este año llevaron a reducir los voltajes para evitar cortes de luz.

HidroAysen, un emprendimiento conjunto entre Endesa Chile y Colbún, estaría compuesto por cinco estaciones de energía y generaría 2.750 megawatts al encauzar las aguas de dos importantes ríos.