Santiago de Chile. En febrero de 2015 se iniciará la construcción de un puente colgante de 2.750 metros sobre el Canal chileno de Chacao, considerado el más largo de Latinoamérica, que unirá el continente con la isla de Chiloé, informó hoy el gobierno de Chile.

"Durante este plazo que media entre hoy y el 15 de febrero de 2015 se va a trabajar en el proyecto de ingeniería definitivo y en todos los otros aspectos necesarios para sacar adelante esta obra", señaló la ministra de Obras Públicas, Loreto Silva.

Silva se reunió hoy con autoridades de la austral región de Los Lagos, donde se construirá el puente, junto a representantes del consorcio que realizará la obra, para entregar detalles del proyecto a autoridades locales.

La obra, con una inversión de unos US$680 millones, será levantada por un consorcio integrado por OAS, Hyundai, Systra y Aas-Jakobsen, de capitales brasileños, surcoreanos, franceses y noruegos, respectivamente, que se adjudicó el proyecto en diciembre pasado tras ser el único oferente a la licitación convocada por el MOP en mayo del año pasado.

La edificación del puente, que contará con tres pilares de casi 200 metros de alto, debería concluir en abril de 2020, para entrar en operación en julio del mismo año.

La unión entre Chile continental y la isla de Chiloé, a unos 1.100 kilómetros al sur de Santiago, es una antigua aspiración de sus habitantes, que hasta hoy deben cruzar el canal a través de transbordadores u otro tipo de embarcaciones.

La edificación del puente había sido propuesta originalmente en 2005 por el Gobierno de Ricardo Lagos, pero luego fue suspendida durante el primer mandato de Michelle Bachelet por su alto costo.

Durante la Administración de Sebastián Piñera se retomó la iniciativa y Bachelet, quien asumirá nuevamente la presidencia el 11 de marzo, se ha comprometido a llevarla a cabo.