La constructora chilena Socovesa, ligada a la familia Gras, pondrá en marcha un plan de negocios que tiene previsto inversiones por US$2.500 millones entre este año y 2015, mediante un aumento en sus ventas del 60%.

Así lo sostuvo el gerente general Área Inmobiliaria de Socovesa, Mauricio Varela, quien sostuvo la firma apuesta a vender cerca de 16 millones de UF (unos US$748 millones) en el ámbito residencial, 60% más que los 10 millones de UF que comercializó en 2010. A la vez, a 2015 proyecta concretar inversiones por unos US$ 2.500 millones, tanto en nuevas obras como en adquisiciones de terrenos.

Para lograr los resultados, la constructora se propuso potenciar el plan que viene elaborando desde hace cuatro años y que consiste en reforzar los productos que ofrecen sus tres marcas: Almagro, Socovesa y Pilares, según informa El Mercurio.

Por ello, Almagro sólo se dedicará a la construcción de edificios residenciales orientados al segmento medio-alto de la población y en las grandes ciudades. Socovesa se abocará a desarrollar casas para la clase media y Pilares -que partió hace tres años- se enfocará en viviendas para los grupos C2 bajo y C3, especialmente en las comunas fuera del anillo de Santiago Centro.

Varela comentó que Pilares terminó recientemente dos edificios de departamentos en La Cisterna, que se suman a otro en San Joaquín con valores de 1.000 a 1.800 UF. También están comprando terrenos para otros proyectos en este segmento.