La Paz. Siguen en marcha las obras por la reparación de la vía que une Arica, en Chile, con La Paz, en Bolivia, en manos de la Empresa Portuaria de Arica, tareas que buscan reestablecer el compromiso del convenio del año 1904, interrumpido el 2005.

La EPA que depende de la Empresa de Ferrocarriles del Estado (Chile) señaló que con la recepción de la primera de 3 locomotoras, que operarán para continuar con los trabajos de rehabilitación, comenzó el proceso de traslado de desechos en el área urbana hasta el depósito de seguridad en el sector de Puquios.

En una conferencia de prensa en la Maestranza Chinchorro, el presidente del director de EPA, Francisco Javier González y el intendente regional, Rodolfo Barbosa se refirieron a la importancia del desarrollo del proyecto que otorgará, una vez terminado, una nueva vía de comunicación entre Arica y La Paz, generando importantes avances en el desarrollo turístico y comercial de la región.

El presidente de EPA destacó que los trabajos se desarrollen con los más altos estándares de seguridad, iniciándose el proceso con la tarea de encapsular la tierra contaminada en sacos especiales —denominados big-bag— los que luego serán trasladados por la locomotora hacia el depósito de seguridad en Puquios.

Inicialmente, la locomotora realizará un viaje diario, para luego incrementar la frecuencia a dos o tres salidas, lo que implicará el traslado diario de 300 toneladas de tierra y otros elementos, habiendo movilizado al final del proceso 60 mil metros cúbicos.

El proyecto de rehabilitación del ferrocarril Arica – La Paz significará una inversión de US$32 millones y, de acuerdo al cronograma, estará terminado en mayo de 2012.

Por su parte, el intendente Regional sostuvo que tanto el gobierno central como el regional están dando cumplimiento al mandato de la comunidad de Arica, que por años reclamaba por una limpieza en la maestranza Chinchorro, y otros sectores contaminados. “Hoy podemos decir, con mucho orgullo, que estamos dando cumplimiento al compromiso contraído”, enfatizó.

El intendente Barbosa enfatizó en que la Empresa Portuaria Arica haya desarrollado trabajos en forma permanente, cumpliendo con la carta gantt, definida para el desarrollo del proyecto.

 González destacó que la rehabilitación del ferrocarril es un proyecto emblemático, dado que está considerado dentro del Tratado de Paz y Amistad firmado por Chile y Bolivia en 1904.

“De hecho, este proyecto está considerado dentro de la agenda de 13 puntos que mantiene el gobierno de Chile con el de Bolivia; el presidente de la república ha puesto el mayor de los énfasis, estamos sometidos a un estricto calendario de cumplimiento de los trabajos, el que hasta ahora ha sido respetado”, explicó

Dijo que la puesta en marcha del ferrocarril, además de generar mayor desarrollo turístico, es una vía alternativa para el transporte de carretera, de manera que se convierte en un proyecto “vital” para el desarrollo de Arica y Parinacota.

González estimó que el funcionamiento de la línea férrea Arica – La Paz permitirá al puerto local transportar por año 250 mil toneladas, convirtiéndose en un importante impulso para el desarrollo logístico regional.

Asimismo, el puerto de Arica continúa consolidando su desarrollo en el escenario marítimo portuario nacional. Cuenta de ello dan las cifras alcanzadas durante 2010, que indican que se movilizaron más de 2 millones 130 mil toneladas.

El puerto de Arica informó que, durante el 2010, se alcanzó un aumento de 20% en el tonelaje movilizado en relación al año anterior.

El gerente de explotación y desarrollo de la Empresa Portuaria Arica, Mario Moya, destacó que durantese registraron varios récords en el movimiento de carga. Mencionó que se registró un alza importante en el movimiento de Teus, el que alcanzó a 130.884, lo que implica 20% más que el 2009, a lo que se suma el número de contenedores, que llegó a 87.691 Und, lo que representa 19% más que el año anterior.

El ejecutivo chileno recordó también que durante el 2010 se superó la transferencia histórica de carga en un solo mes, movilizándose en agosto cerca de 217 mil toneladas, a lo que se suma el incremento del movimiento de la carga boliviana, que llegó a un millón quinientas sesenta mil toneladas, lo que representa un crecimiento de 19% en relación a 2009.