Santiago. La Asociaciación de Exportadores (Asoex), la Federación de Exportadores de Fruta (Fedefruta) y el estatal Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) emitieron una declaración conjunta en que consideraron como exagerada la reacción que tuvo la Unión Europea (UE) que provocó la confiscación de 40 toneladas de manzanas en Grecia por tener un aditivo llamado morfolina.

Si bien este químico está prohibido en la UE, tanto el Estado como los productores chilenos recordaron que este producto no es un plaguicida sino un producto inerte que se usa como emulsivo químico para encerar las frutas, uso que sí está autorizado en Estados Unidos, Canadá y otros grandes mercados.

“No se ha demostrado que el producto detectado, un aditivo de carácter inerte, represente un riesgo para la salud de los consumidores y que no obstante ello, se ha limitado su uso en forma inmediata”, dijeron las tres entidades citadas por Portal Frurtícola.

La notificación de Inglaterra fue informada por Inglaterra en septiembre y el decomiso de los griegos se produjo entre la semana pasada y el martes.

Asoex, Fedefruta y el SAG aseguraron que un problema similar también está atacando a otros países y productos, como mangos, piñas y cítricos, entre otros, “que se encuentran en una situación más compleja”.

Si bien aseguraron que tras la notificación de inglesa reemplazaron la morfolina como aditivo, agregaron que “se han iniciado las gestiones con el objeto de regularizar el uso de este aditivo ante la Unión Europea (…) a la espera de que la situación se clarifique”.