Una menor disponibilidad de créditos encontrarán los consumidores durante el próximo año, de acuerdo a las proyecciones de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF), en que se prevé una disminución de 5% en la entrega de créditos de consumo e hipotecarios, debido a la menor actividad económica.

Si este año los préstamos de consumo registrarán un crecimiento cercano al 12%, los bancos asociados al gremio estiman que la demanda de créditos en el 2012 bajará a 7%. Las menores proyecciones de los bancos van de la mano a la menor actividad en el comercio.

Menor demanda. En la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) prevén una disminución en los niveles de créditos, empleo y en la demanda interna, debido al menor crecimiento de la economía, por lo que proyectan que el consumo de los hogares no debería expandirse más allá del 9%.

Por su lado, en la Cámara Nacional de Comercio (CNC) indican que "la mayor incertidumbre y volatilidad de los mercados mundiales y sus posibles efectos sobre la economía nacional, el empleo y el consumo en 2012, han ido creando un ambiente más conservador, lo que de alguna manera afecta el comportamiento de las ventas y el consumo".

De hecho, esta tendencia a la baja se aprecia en la importación de bienes de consumo durables que en el tercer trimestre de este año anotó una baja de 1,1% respecto a septiembre del 2010. El gerente de Estudios del gremio, George Lever, sostiene que el nivel del tipo de cambio mantendrá el promedio mostrado este año, por sobre $500 (en relación con US$1), “afectando la demanda de bienes durables”.

Menor inflación. La menor actividad productiva para el próximo año, además de bajar la demanda interna, traerá un alivio de las presiones inflacionarias, especialmente en el precio de los alimentos, en que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) proyecta una caída en los valores debido a la desaceleración mundial del consumo y a las mejores perspectivas de producción.

“Los precios de los alimentos han mostrado una tendencia bajista según nuestro indicador, acumulando una disminución de 10% desde febrero de este año”, afirmó Ekaterina Krivonos, Oficial de Comercio y Mercados para América Latina y el Caribe, de la FAO.

Las estimaciones para el mercado local es que bajen los precios del azúcar, lácteos y cereales, aunque las cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) muestran un incremento interanual constante en el IPC de alimentos y bebidas no alcohólicas, desde 5,5% en enero pasado, hasta 7,9% en noviembre.

Eso sí, los analistas estiman que el menor dinamismo en el consumo empuje a la baja a los precios.

*Vea además en Nación.cl: Inversión extranjera en Chile registra récord histórico de US$13.790 millones en 2011.