Santiago. El gobierno de Chile desea que el nuevo mecanismo para proteger los precios locales de los combustibles de las fluctuaciones de los mercados internacionales sea promulgado antes del receso del Congreso en febrero, dijo este jueves el ministro de Energía Ricardo Raineri según el diario La Segunda.

Dado que Chile importa la mayor parte de combustible que consume y los precios del transporte y los combustibles tienen una alta ponderación en el índice de precios al consumidor, o IPC, la volatilidad del mercado internacional puede sacudir la economía interna.

Asimismo, el programa de intervención al mercado cambiario del banco central por US$12.000 millones, que comenzó este miércoles y durará todo 2011, empujaría al alza los precios de los combustibles a medida que el peso se debilita ante el dólar, dicen los analistas.

El mecanismo propuesto, conocido como Sipco, tendrá un componente de impuesto a los combustibles variable que reducirá los gravámenes si los precios escalan sobre cierto punto.

Rainieri dijo que el gobierno desar acelerar la aprobación del mecanismo por ser un paso en la dirección correcta.