Asunción. “En la medida en que los organismos levanten las restricciones a Paraguay, no va a haber inconvenientes (en reanudar la compra)”, manifestó el canciller de Chile, Alfredo Moreno.

Fue durante un acto en el Panteón de los Héroes, donde igualmente estuvo presente el presidente Sebastián Piñera.

El diplomático aclaró que el país andino no pretende enviar a Asunción una delegación de técnicos, como lo hizo Rusia, para verificar el manejo de la carne.

“Operaremos en base a lo que digan los organismos internacionales (sobre la carne paraguaya)”, aseveró.

Indicó que Chile espera que Paraguay cumpla con todos los requerimientos exigidos por la Organización de Sanidad Animal (OIE) para recuperar su estatus de país libre de aftosa.

“Paraguay es un proveedor de carne muy importante para Chile”, manifestó.

El 50% de la carne que se consume en Chile proviene de Paraguay, según datos facilitados por Alfredo Moreno.

Las autoridades paraguayas por iniciativa propia suspendieron las exportaciones de los derivados de ganado vacuno hace más de un mes, luego de detectarse un foco de fiebre aftosa en una estancia de San Pedro.

El 19 de setiembre, el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) informó a la OIE sobre la presencia del virus, con lo cual el país perdió automáticamente su estatus.

Inmediatamente, las autoridades paraguayas aislaron la zona afectada e iniciaron el sacrificio de los animales expuestos al mal.

El pasado 25 de setiembre culminó finalizó el rifle sanitario, procedimiento mediante el que se sacrificó y enterró a 820 vacunos.

La venta de carne constituye una de las principales fuentes de ingresos de Paraguay.