De acuerdo al embajador chileno en Uruguay, Andrés Rebolledo, las inversiones chilenas en Uruguay debieran cuadruplicar a los actuales US$500 millones presentes en dicho país.

Las inversiones actuales están presentes en diversas áreas, como servicios, software, hotelería, turismo, construcción, agroindustrial y forestación, entre otros. El monto de las inversiones se cuadruplicaría por una potencial inversión chilena en el sector forestal, que no especifica, junto a otras inversiones menores, de acuerdo a La República. 

Cabe señalar que hace poco un consorcio clineo presentaría a las autoridades uruguayas una propuesta de construcción de una central energétiva por US$300 millones.

Uruguay, para este año, de acuerdo a cifras de la Cepal, debiera tener flujos de inversión extranjera directa (ied) por US$1.700 millones, lo que implicaría un incremento de 50% respecto al flujo captado en 2009.

El monto de inversiones chilenas dentro del total proyectado, ocuparía un importante espacio.