Santiago. Chile decidió extender hasta abril del 2012 una serie de medidas orientadas a evitar una mayor estrechez en la generación eléctrica o un racionamiento en la zona más poblada del país, dijo el miércoles el ministro de Energía, Rodrigo Alvarez.

A comienzos de año, el país dispuso de medidas que incluían una reducción en el voltaje eléctrico y el ahorro de agua en los embalses de hidroeléctricas, en medio de una profunda sequía que ha ido retrocediendo tras recientes lluvias.

"El decreto regía hasta el último día de este mes de agosto y lo hemos extendido por ocho meses", dijo Alvarez.

"Estos son los mismos objetivos que en su momento tuvo el primer decreto y que creemos se mantiene, de acuerdo a los antecedentes técnicos, absolutamente necesario", agregó.

El bajo nivel de reservas hídricas en los principales embalses que abastecen a las hidroeléctricas del Sistema Interconectado Central (SIC) -que atiende a un 90% de la población- no han mostrado una mejora.

Por el contrario, aseguró Alvarez, "arrojan un estado actual excesivamente deprimido".

En una medida que busca aprovechar mejor el uso de la luz natural, se informó además que el horario en Chile se adelantará en una hora a partir del 20 de agosto, una medida que tradicionalmente ocurre a mediados de octubre.

Chile, el mayor productor mundial de cobre, había aplazado de abril a mayo el cambio al horario de invierno, en un intento de ahorrar energía en medio de la sequía que afectaba al país.

Las principales generadoras eléctricas del país son Endesa Chile, Colbún y AES Gener.

La gran minería del país, concentrada en el norte, posee un sistema independiente de abastecimiento energético que no presenta actualmente ningún riesgo.