Santiago. La Fiscalía Nacional Económica de Chile entregó su informe a la “consulta de Soprole Inversiones S.A. y Nestlé Chile S.A. sobre operación de concentración”, la cual llega a la conclusión que dicha alianza de negocios entre ambas firmas restringirá la libre competencia en el mercado de la leche en ese país.

"El informe da cuenta al Tribunal de Libre Competencia de Chile (TDLC) de la posición de la fiscalía en cuanto a que la operación consultada tenderá a restringir la libre competencia en los mercados de aprovisionamiento de leche cruda y de comercialización de leche líquida, yogur, postres refrigerados, manjar y cremas", indica la entidad.

Además agrega que “habiendo analizado la concentración del mercado
relevante de compra de leche cruda y sus umbrales, de acuerdo al índice HHI (Herfindahl.Hirschman Index) es posible concluir que el mercado de compra de leche es un mercado altamente concentrado, alcanzando los 2.096 puntos”, para después agregar que “los indicadores de concentración posteriores a la operación, de materializarse ésta, se incrementarían en 1.648 puntos, alcanzando un índice HHI de 3.749, cifra indicativa de una concentración excesiva en la industria”.

Dentro de las amenazas que visualizó la entidad está que,  "de consolidarse el joint venture, los consumidores podrían terminar pagando más por dichos productos que lo que pagan en la actualidad".

La institución ve con resquemor que el acuerdo entre ambas firmas sea utilizado "con miras a minimizar la presencia de sus actuales competidores en los distintos canales de distribución”.

En cuanto a las posibles medidas de mitigación propuesta por ambas empresas, el análisis lo declara como insuficientes para compensar los riesgos que tiene dicha operación.

“Lаs medidas de gobierno согроrаtіvо propuestas nо están estructuгadas рага mitigar lоs riesgos de lіbге соmреtепсіа que generaría lа орегасіón, у dado que lа fiscalización de lа mismas resulta compleja у onerosa”, se puede leer en el escrito.

La fiscalía concluye en su informe que "la operación consultada implica la creación de un agente económico dotado de una posición dominante en la industria láctea, capaz de obstaculizar el mantenimiento de una competencia efectiva en los mercados en que opera, y obrar, en buena medida, de forma independiente con respecto a sus competidores, proveedores y, en último término, de los consumidores. De acuerdo a lo expuesto, los riesgos asociados a dicha condición de dominancia no se ven acotados de manera suficiente ni por las eficiencias aducidas, ni por las medidas de mitigación propuestas".