En una jornada que se anuncia maratónica, este miércoles serán formalizados los cinco ex ejecutivos de La Polar acusados por las repactaciones unilaterales que afectaron a miles de clientes. La Fiscalía Centro Norte pedirá la prisión preventiva del grupo.

Los imputados son Pablo Alcalde Saavedra, ex presidente de la firma; Nicolás Ramírez Cardoen, ex gerente general; Santiago Grage Díaz, ex gerente de Finanzas; María Farah Silva, ex gerente de Administración, y Juan Moreno de Pablo, ex gerente de Productos Financieros.

Las principales imputaciones de la fiscalía son que tres de los ex ejecutivos, Alcalde, Farah y Moreno, incurrieron en el delito de lavado de dinero al otorgar crédito a miles de personas que no tenían capacidad de pago y al falsear información contable y financiera.

Además, según la fiscalía, engañaron a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) y usaron información privilegiada en el mercado de valores. Todos estos hechos se habrían cometido entre el año 2006 y el 2010, cuando estalló el escándalo de las repactaciones.

En tanto, Ramírez y Grage enfrentarán los mismos cargos, menos el ilícito de lavado de dinero. Los cinco deberán presentarse a contar de las 10 de la mañana de este miércoles en el Segundo Tribunal de Garantía de la capital, en el Centro de Justicia.

Este martes, el fiscal a cargo de la formalización, José Morales Opazo, dijo que los cinco ex ejecutivos de La Polar perjudicaron a cerca de un millón de clientes, miles de inversionistas y a todos los trabajadores que cotizan en AFPs, ya que éstas tenían casi un tercio de la propiedad de la multitienda.

Se acusan entre ellos. En la víspera de la formalización, los ex ejecutivos optaron por culparse entre ellos, a través de sus abogados defensores. Jorge Boffil, representante Pablo Alcalde, reiteró la inocencia del ex presidente de la firma y apuntó a otros como responsables del escándalo.
Según este abogado, Pablo Alcalde nunca tuvo conocimiento de las irregularidades cometidas y remitió toda la responsabilidad a la gerencia de Productos Financieros, que encabezaba Julián Moreno.

De la misma opinión se mostró el abogado Alex Caroca, defensor de María Farah. De acuerdo a este legista, el que conocía el ardid era Julián Moreno.
"Fue un engaño gigantesco de la gerencia de Productos Financieros dirigida por Julián Moreno y gente que trabajaba con él (...) No solamente le ocultaron la información a María Isabel Farah, sino que le entregaron información falsa", aseveró.

No obstante, el defensor de este último, el abogado Miguel Chávez, aseguró que la investigación de la fiscalía descartó cualquier responsabilidad de su cliente.

Según señaló, “Julián Moreno cumplía una función (...) todo lo que él hacía era absolutamente abierto y conocido por quienes debían conocerlo".

* Lea además en Nación.cl: Camila Vallejo pide solución para allegados que tomaron terrenos de la U