Santiago. Este miércoles la marca de bebida carbonatada Mc Cola presentó una demanda al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) en contra de las firmas Embotelladora Andina y Embonor por abuso de posición dominante.

La firma pidió una indemnización por US$ 100 millones, apelando que las firmas habrían efectuado incentivos materiales a pequeños distribuidores con el fin de perjudicar a las "marcas B",  o bebidas de fantasía de bajos costos.

Estas prácticas constituirían un bloqueo a la competitividad del mercado, ya que “sin las prácticas de los embotelladores de Coca-Cola podríamos competir de igual a igual, en todo el país”, explicó a el subgerente general Mc Cola, César Ocares, al Diario Financiero.

Asimismo, Mc Cola apeló que las prácticas monopólicas también se habrían dado a través de la bebida “Taí”, y que Andina habría fijado precios de reventa de sus bebidas, bajo el pretexto de "promoción".

El recurso se viene a sumar a las anteriores demandas interpuestas por las "marcas B"  Embotelladora Latinoamericana (ELSA)  a través de la Fiscalía Nacional Económica.