Santiago. De acuerdo a los datos de la Mediterranean Shipping Company (MSC) la importación de cerveza por vía marítima creció un 30% entre 2016 y 2017. La mayor parte del producto viene de Estados Unidos, que representa un 52% de lo importado. México, que llegó al 40% durante 2016, en 2017 bajó al 28%.

En total, 27.770 teus (unidad de medida igual a un contenedor de 20 pies) ingresaron al país durante el año pasado, lo que significa que desde 2011 la cantidad se ha cuadruplicado.

Según diario Pulso, en la industria local creen que estas cifras se explican por una creciente sofisticación del consumidor chileno, que está buscando cervezas foráneas, en particular las artesanales.

A pesar de la gran cantidad de esta bebida que está llegando del extranjero, en la industria local hay optimismo. “Esto nos desafía a participar en una categoría cada vez más sofisticada y competitiva”, afirmó José Antonio Alonso, gerente legal y de asuntos corporativos de AB InBev Chile.

Su empresa, que produce marcas como Becker, Stella Artois, Brahma, Budweiser y Báltica, está invirtiendo US$100 millones para pasar desde 1.000.000 a 3.000.000 de hectólitros de cerveza fabricados.