Santiago. El presidente de la Asociación Chilena de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas (Asimet), Ernesto Escobar, pronóstico un crecimiento de 3,7% del sector que representa durante 2010 y una proyección en torno al 8% para este año.

Las positivas cifras se explican en que el pasado terremoto del 27 de febrero de 2010 mermó considerablemente el desarrollo de esta industria, que este año debería recuperar su ritmo.

A ello se suma la demanda que existirá de productos metálicos básicos, especialmente dirigidos a la industria de los astilleros, y además el valor promedio exhibido por el tipo de cambio.

"Esperamos que 2011 va a ser un año muy positivo para nuestras empresas, debido principalmente a que la economía nacional se moverá a un buen ritmo", dijo.

Y reglón seguido añadió que "a nivel sectorial, estamos confiados en que la industria de metales básicos será la que impulse el crecimiento, lo que será originado, a su vez, por la demanda del sector construcción, el cual se espera que crezca a tasas superiores al 10%", sostuvo al diario La Nación .