Inmobiliaria Norte Verde –desarrollador con 25 años de consolidada trayectoria en la IV Región– anuncia su incursión en el mercado residencial de Santiago, de la mano de un ambicioso plan de negocios, que involucra una inversión inicial de US$200 millones para los próximos cinco años.

La propuesta comercial de la inmobiliaria, que cuenta con un importante stock de terrenos y posiciones estratégicas en las comunas de Santiago Centro, Estación Central, Independencia, Ñuñoa y San Miguel, tiene contemplado el desarrollo de 15 proyectos de departamentos, en zonas de alta plusvalía y conectividad, que se suman a dos edificios residenciales en marcha en la ciudad de La Serena.

“El arribo a la Región Metropolitana responde a la convicción de que el sector inmobiliario se mantendrá estable en el largo plazo e impulsado, en gran medida, por el crecimiento del negocio de renta habitacional. Nuestra apuesta consiste en desarrollar proyectos innovadores en segmentos medios y zonas de alta plusvalía, que se diferenciarán por su baja densidad y un marcado sello arquitectónico”, señala el gerente general de Norte Verde, Roberto Bascuñán Walker.

De acuerdo al ejecutivo, Norte Verde proyecta alcanzar un régimen de facturación anual de 2 millones de UF a contar de 2019, ajustándose a su visión de inmobiliaria ‘boutique’.

Asimismo, adelanta para 2018 la creación de un Fondo de Renta Inmobiliaria, que combinará el desarrollo de proyectos y administración de renta. Según explica Bascuñán,“este nuevo modelo de negocios se caracterizará por contar con un máximo de 20 aportantes por proyecto, entre los que estará Norte Verde, brindando respaldo a la inversión”.

Con esta estrategia, la firma proyecta generar una rentabilidad superior a la ofrecida por grandes operadores, por tratarse del desarrollador directo, “además de favorecer una estrecha relación entre desarrollador y aportantes, en beneficio de la propuesta y la administración”, explica su gerente general.

Para llevar a cabo este ambicioso plan de negocios, Norte Verde reforzó su plana ejecutiva y acaba de inaugurar sus nuevas oficinas corporativas, ubicadas en el sector de Los Domínicos, en la comuna de Las Condes.

Entre sus nuevos proyectos destacan un edificio de 11 pisos en Santiago Centro, a pasos de la estación de Metro Toesca; y otro de 10 pisos en Ñuñoa, cercano de la futura estación Estadio Nacional. Ambos se distinguirán por su juego de volúmenes en la fachada e incorporación de áreas verdes en la arquitectura. También está desarrollando uno de los pocos proyectos en del barrio Yungay, frente a plaza Portales. El proyecto, de sólo cinco pisos y diseño armónico con el barrio, ha sido un éxito de ventas, con más del 50% de las unidades vendidas antes del inicio de obras.