Santiago. Las inversiones estimadas por más de US$100.000 millones en el sector minero de Chile al 2020 se retrasarían en parte debido a las dificultades para la construcción de importantes proyectos eléctricos, dijo este jueves el presidente ejecutivo de la estatal cuprífera Codelco, Thomas Keller.

El reciente rechazo de la megacentral a carbón Castilla, que impulsa el magnate brasileño Eike Batista, reavivó las críticas de que el mayor productor mundial de cobre no podrá saciar en los próximos años el voraz apetito del sector minero.

"El portafolio de US$100.000 millones aparece como algo muy ambicioso, seguramente un poco optimista llevarlo a cabo dentro de los plazos que originalmente contemplaba", dijo Thomas Keller en un foro con empresarios.

"Efectivamente algunos proyectos ya se han visto postergados y seguramente no se van a llevar a cabo de acuerdo al programa original", agregó.

El anterior presidente ejecutivo de Codelco y actual jefe de Antofagasta Minerals, Diego Hernández, fue el primero en alertar que los obstáculos en la puesta en marcha de proyectos energéticos ralentizaría el ritmo de inversiones de la industria minera.

Del mismo modo, muchas empresas revisan sus inversiones debido al impacto de las turbulencias en la economía mundial y la merma en la demanda de China, principal consumidor mundial de materias primas.

Sin embargo, Keller ha dicho que en el caso de Codelco, el mayor productor global de cobre, los problemas con la energía, relacionados principalmente a sus altos costos, afectaría básicamente los planes de ampliación de su pequeña división Salvador.

En tanto, la estatal continúa con un ambicioso plan de inversiones para contrarrestar la caída en las leyes minerales de sus yacimientos actuales.

El caso de Castilla, de 2.100 megavatios, se suma a una larga lista de bloqueos y retratos en proyectos eléctricos en el país con inversiones de unos US$22.000 millones, según el instituto conservador Libertad y Desarrollo.