Santiago. Un grupo de líderes sindicales levantó este miércoles un bloqueo a vías de acceso a la enorme mina de cobre Chuquicamata, de la estatal chilena Codelco, que se extendió por unas cinco horas, sin impactar la producción del gigantesco yacimiento.

Los dirigentes, que demandan estabilidad laboral en medio de los planes para transformar la operación del yacimiento, decidieron suspender la manifestación para no afectar las operaciones de la mina, que produjo más de 500.000 toneladas de cobre en 2010.

"Queremos evitar que se vea golpeada la producción", dijo el dirigente Víctor Galleguillos, al advertir que continuarán las manifestaciones si la empresa se niega a ofrecer garantías a los trabajadores.

La compañía dijo que el bloqueo no había tenido impacto alguno sobre las faenas de producción y que el personal logró ingresar al yacimiento por otros caminos.

Codelco planea convertir la centenaria mina a cielo abierto en una subterránea para mantener su producción en los próximos años, en una medida que los sindicatos dicen que podría significar un fuerte recorte de puestos de trabajo.

La acción ocurre en momentos en que Codelco enfrenta una caída en la capacidad de producción de su mina El Teniente por una huelga de personal tercerizado.