Santiago. Chile licitará la construcción de una línea de transmisión que enlace los dos más grandes sistemas eléctricos del país, como parte de un plan que busca enfrentar un déficit de energía, dijo un funcionario de gobierno, según publica el martes un diario local.

La línea que unirá al Sistema Interconectado Central (SIC) -que abastece al centro y sur del país- y al Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) -que abastece a la vital zona minera del mayor productor mundial de cobre- tendrá una extensión de 600 kilómetros.

La obra demandaría una inversión de unos US$700 millones y será entregada a oferentes privados, dijo este secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía (CNE), Juan Manuel Contreras, al diario El Mercurio.

El funcionario explicó que la interconexión reducirá los costos que implica la operación de un sólo sistema y asegurará el suministro eléctrico que permitirá la transferencia de energía entre el norte y el centro sur, la zona más poblada del país.

Representantes de la CNE no estuvieron disponibles para entregar detalles sobre los planes de licitación.

Tras el potente terremoto de febrero del 2010, que golpeó la zona centro y sur del país, el SIC quedó debilitado y ha sufrido fallas, mientras que una prolongada sequía en la zona centro sur del país complica la generación eléctrica. En tanto, el SING ha operado sin mayores contratiempos en los últimos años.

El extremo sur de Chile también cuenta con un sistema de transmisión autónomo.

El Ministerio de Energía dijo recientemente que ampliaría hasta octubre un decreto que rige desde inicios del 2011, y que comprende medidas de ahorro para evitar apagones en el país, debido a la severa sequía y al retraso en la entrada en operaciones de dos centrales.

Las principales generadoras eléctricas que operan en el país son Endesa Chile, Colbún y AES Gener.