Santiago. Chile es el país de América Latina que otorga las mayores facilidades para el comercio internacional, superando incluso a Estados Unidos, según el Índice de Facilitación del Comercio Global (GETR) del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas inglés).

El GETR analiza las políticas, instituciones y servicios que facilitan el comercio, concentrándose en cuatro aspectos: acceso a mercados (doméstico y externo); administración de la frontera;  infraestructura de transporte y comunicaciones; y entorno empresarial.  

El informe cubre a 125 economías del mundo y las calificaciones se construyen con base en estadísticas nacionales y de organismos internacionales, así como con la Encuesta de Opinión Ejecutiva del Foro Económico Mundial que se realiza a más de 12 mil empresarios del mundo.

A nivel mundial, Singapur (con 6,06 puntos sobre un máximo de 7) y Hong Kong (5,70) se ubicaron  por segundo año consecutivo a la cabeza del GETR, combinando políticas de liberalización con infraestructura, transparencia y eficiencia en la administración de fronteras y con un entorno empresarial muy favorable para el comercio.   

Dinamarca (5,41), Suecia (5,41) y Suiza (5,37) completan las cinco primeras posiciones.  

Líder regional. El informe reveló que Chile (5,06) presenta el mejor desempeño de la región, ubicándose en el puesto 18, uno más que en 2009. De esta manera, superó a Estados Unidos (5,03), que bajó tres casillas hasta el lugar 19, y Francia (5,02), que figura vigésimo.

En toda América, sólo es superado por Canadá (5,29), que se encuentran en la posición 8.

De acuerdo al informe, el resultado confirma "la senda de apertura, transparencia  e inversión" que ha seguido el país  en los últimos 20 años y que se traduce en fuente de crecimiento económico.  

Por áreas, Chile se encuentra en la segunda posición a nivel global en materia de acceso a mercados (5,7 puntos), sólo superado por Singapur. Su mayor debilidad es infraestructura de transporte y comunicaciones, donde figura en lugar 42 (4,1).

México y Brasil. A nivel regional, Chile es seguido por Costa Rica, que aparece en el puesto 44, Uruguay (50º), El Salvador (57º), Panamá (61º), Perú (63º) y México (64º), Honduras (66º), Guatemala (69º) y Nicaragua (79º)

Brasil, la mayor economía de la región, recién aparece en el puesto 87, con una nota de 3,76 superando a Ecuador (89º), Colombia (91º), Argentina (95º), Bolivia (98º), Paraguay (103º) y Venezuela (121º), el país más restrictivo de la región.

El informe advierte que a pesar de la importancia del comercio para su economía, el punto débil de Brasil es el alto y creciente proteccionismo, como lo representa el pilar de acceso a los mercados (104º).

"Esto se debe principalmente a los altos aranceles (105º), que se imponen a la gran mayoría de las importaciones (90º), así como a la prevalencia de las medidas no arancelarias (79º), señala el reporte, que también plantea que la administración de fronteras, tanto en materia aduanera como en procedimientos de importación y exportación, podrían ser más eficientes.

México, en tanto, escaló diez posiciones respecto a 2009, ascenso que se explica por las mejoras en el acceso al mercado (22º), ya que el país aumentó su participación en las importaciones libres de impuestos (11º), manteniendo las tarifas relativamente bajas (25º). También destacan las mejoras en la disponibilidad y la calidad de la infraestructura de transporte, al subir 24 posiciones hasta el 61º lugar.

El informe establece que el clima empresarial (106º) se sigue siendo una de las principales debilidades del país, como consecuencia de los bajos niveles de seguridad física (114º), una fiabilidad limitada de los servicios de policía (116º), y los altos costos de negocios de la delincuencia y la violencia (117º).

Venezuela, el más restrictivo. En el caso de Venezuela, que retrocedió dos puestos hasta el lugar 121, su mayor falencia es el clima empresarial, donde se encuentra en la última posición entre las 125 economías analizadas en el informe.

El país muestra su peor desempeño en ética y corrupción (124º), presiones indebidas (125º), eficiencia del gobierno (125º), eficiencia del mercado financiero (123º),  apertura a la participación extranjera (123º y  restricción a los flujos de capital extranjero (125ªº).

La débil posición venezolana se explica también por la administración de fronteras (123º), producto de una baja transparencia en esta materia (124º) y una pobre eficiencia de los procedimientos de importación y exportación (120º).

El Informe de Facilitación del Comercio Global se encuentra disponible en http://www.weforum.org/getr.