El empresario chileno, Andrónico Luksic, reaccionó -como ya es habitual- a través de su cuenta en Twitter a la sorpresiva venta del Banco Popular español a Santander por tan sólo un euro (750 pesos).

La familia Luksic poseía el 3% de las acciones en dicha entidad bancaria -la cual fue declarada al borde de la quiebra-, las cuales estaban valoradas a la fecha en US$104,4 millones, unos CH$70 mil millones.

Por ello, desde Washington DC aseguró que lamentablemente “no siempre se gana, las inversiones tienen riesgos“.

Eso sí, reveló que la empresa aún está analizando una posible apelación, ya que está convencida de que el Banco Popular tiene valor.

Asimismo, reveló que esta es la “primera vez que el Banco Europeo usa este instrumento, que provocó que accionistas y acreedores pierdan sus derechos de un día para otro”.