Santiago de Chile. La Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) mantuvo este jueves sus proyecciones para el precio promedio del cobre fijadas el pasado enero, de US$3,57 por libra en 2013 y de US$3,32 por libra en 2014.

Ello, pese a que en los últimos días y por efectos de la crisis europea y la debilidad de la economía mundial, el principal producto chileno se ha cotizado a la baja y este jueves cerró en US$3,327 por libra, un 0,93% menos que el martes y su menor valor en ocho meses.

"Si bien las perspectivas de demanda y oferta del metal para ambos periodos (2013 y 2014) no han cambiado sustancialmente, el llamado es a estar alertas ya que la economía mundial aún presenta señales de inestabilidad y el cobre no es inmune a ello", sostuvo el ministro de Minería, Hernán de Solminihac, en la presentación del informe de Cochilco.

"Los problemas financieros en Europa, el lento crecimiento de Estados Unidos, y la moderada proyección económica de China, entre otros factores, han implicado una volatilidad en el precio del cobre en los tres primeros meses del año", añadió el ministro, que recordó que a principios de febrero el precio era de US$3,74 por libra.

Según las previsiones de Cochilco, la demanda mundial de cobre crecerá en torno al 1,4% este año, hasta los 20,82 millones de toneladas.

Este año, "se espera que la demanda mundial de cobre crezca impulsada por el mayor consumo de China (5,0%), India (4,0%) y Brasil (4,0%), dijo De Sominihac.

"Al contrario, para la Eurozona se prevé una contracción de la demanda por el metal del 7,9% respecto del 2012, en tanto que para Japón y Corea del Sur se prevén caídas de 1,0 %", añadió el ministro que, con todo, consideró que las perspectivas de largo plazo continúan siendo "auspiciosas".

Para 2014, aunque se proyecta un precio menor, las expectativas de crecimiento del consumo de cobre refinado son más optimistas, según el informe.

Precisa que la demanda mundial tendría ese año un crecimiento del 3%, hasta los 21,46 millones de toneladas, correspondiendo los mayores crecimientos a China (5,0%), India (5,0%) y Brasil (4,0%), mientras Rusia sería el único país entre los consumidores relevantes que anotaría una baja (-0,5%)

La oferta de cobre mina, en tanto, continuaría en un ciclo expansivo, estimándose un aumento global del 3,0% para el 2013 y el 2014, con lo que el balance de mercado se proyecta levemente con superávit en ambos años, de 66.000 y 89.000 mil toneladas, respectivamente.

En ese contexto, la producción de Chile, principal productor mundial de este metal, crecería este año un 2,6%, hasta los 5,58 millones de toneladas.

La estatal Corporación del Cobre (Codelco), cuya producción fue de 1,647 millones de toneladas en 2012, la aumentaría este año un 3,4 %.

El próximo año, la producción chilena de cobre de mina sumaría 5,73 millones de toneladas, un 2,6 % más que en 2013, equivalente a 147.000 toneladas.